Sentencias contra la discriminación en los supuestos de embarazo y maternidad

A efectos laborales, los supuestos de embarazo y maternidad asociados a ausencias del trabajo son: la incapacidad temporal derivada del embarazo o parto; las seis semanas de maternidad de descanso obligatorio (tenemos derecho a 16, de las cuales 10 no son de obligado disfrute); el permiso de lactancia, o la suspensión del contrato de trabajo por riesgo durante el embarazo o lactancia natural (esto último sucederá si no es posible eliminar el riesgo o cambiar de puesto de trabajo).

Hasta ahora, estos períodos de ausencia, han estado excluidos del sistema de cómputo de jornadas productivas, tanto en relación de incentivos que se basan en la presencia en el puesto de trabajo, como en los incentivos basados en la consecución de objetivos. Sin embargo el viernes pasado se dictaron dos sentencias dictadas por el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional, que pueden cambiar las cosas.

Veréis, la Constitución española establece un derecho a la igualdad y la protección de la maternidad, y en él se amparan las sentencias de las que os hablo. Por ejemplo el Supremo establece que cualquier empresa que compute como ausencias (privando a la mujer de la generación de sus derechos), está discriminando y además actúa contra el derecho.

Fue la sala IV de lo Social del Supremo, la que estimó una demanda de conflicto colectivo, después que unas trabajadoras vieran suspendidas su actividad laboral por disfrutar de permisos derivados del embarazo y maternidad; así pues al reincorporarse no percibieron incentivos, y no lo hicieron hasta el mes siguiente al reingreso (y según servicios prestados a partir de ese momento). En este caso se ha considerado que el hecho biológico del embarazo, y las políticas de protección a la salud de la mujer, no es incompatible con la conservación de derechos laborales. Se trata además de una clara discriminación por razón de sexo.
Mujer embarazada

El Tribunal Constitucional también falla en contra de la discriminación.

El fallo del Supremo que hemos mencionado, anulaba así una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, que era favorable a la empresa. Pero paso ahora a explicaros la sentencia del Constitucional. En este caso, la sala Segunda, amparaba a una mujer que no pudo ejercitar un derecho de preferencia que le reconocía el convenio Colectivo; y cabe señalar que si ella hubiera estado en situación activa, podría haber hecho valer el derecho, sin embargo estaba de baja por embarazo de riesgo, y posteriormente por maternidad. Se trata manifiestamente de una discriminación y un tratamiento desigual.

Parece que en estas sentencias, se reconoce la productividad de una mujer que disfruta del período de descanso obligatorio, o ejerce otros derechos laborales relacionados con la maternidad.


Categorías

Varios

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *