El sentido del tacto en el bebé: un mundo de experiencias

Tacto-bebés4

Nos comunicamos con el exterior a través de los sentidos, y todos ellos cumplen funciones muy específicas: el tacto también, para imaginar su importancia sólo tienes que imaginar que estamos recubiertos por la piel, y este sentido se desarrolla en toda su extensión. Pero los bebés empiezan a desarrollarlo desde el embarazo, y lo necesitan tras el nacimiento, por eso las mamás abrazamos, porteamos y acariciamos instintivamente a nuestros recién nacidos. Los primeros beneficios de la estimulación táctil se dejan notar gracias al contacto piel con piel: relajación y regulación de la emperatura corporal van de la mano.

La piel tiene distintos receptores táctiles que responden a estímulos de baja o alta frecuencia, es un órgano muy perfeccionado y de gran sensibilidad, que nos da mucha información y cuando es estimulado provoca respuestas mejoradas. Como te cuento, no debes desestimar el papel del contacto piel con piel (la mamá o el papá respondiendo a necesidades del recién nacido) pues es muy beneficioso, así que regala caricias y amor transmitidos mediante tus manos, boca y resto del cuerpo.

Tacto-bebés

Y por otra parte, la evolución es sorprendente, porque si los primeros días descubrirás a un ser con manos, boca, mejillas y otras partes del cuerpo súper sensibles, con tres meses es capaz de utilizar intencionadamente la boca para descubrir objetos y diferenciar texturas o sensaciones. Varias semanas después sigue valiéndose de la boca aunque sea capaz de sostener con la mano; incluso cuando llega el momento en el que se desplazan gateando, es una gran aliada, aunque las manitas cada vez son más útiles y van adquiriendo destrezas sorprendentes. Debo recordarte que a partir de los 8 / 9 meses es preciso que tengas una casa segura para evitar accidentes.

Estimulando el tacto.

No hay recetas mágicas, pero piensa en todas las cosas que (con seguridad) puedes hacer para favorecer un desarrollo sensorial óptimo. Evita los zapatos mientras no sean capaces de caminar, así también tocarán con los pies y afianzarán el agarre; permite que agarre cosas del suelo siempre que estés presente para que no trague piedras o se lleve a la boca elementos que pudieran provocar asfixia por atragantamiento.

Tacto-bebés2

Puedes comprar juguetes blanditos con elementos de estimulación sensorial, e incluso practicar el Baby Lead Weaning (la comida es una fuente de experiencias que debemos tener en cuenta). Cuando el bebé tenga un año coge una caja grande de calzado, fija la tapa con cinta de embalar, y haz un a abertura rectangular o cuadrada en la que quepan sus manitas. Llena la caja de juguetes u objetos conocidos (como un envase de yogur líquido o una pieza grande de construcción), ¡les encanta sacarlos de la caja y ayuda a diferenciar formas y volúmenes!

Aunque vaya creciendo tu bebé, sigue llevándolo en brazos tanto como sea posible, y practícale masajes tras el baño.

El tacto no solo da información sobre el entorno, como he dicho, sino que también colabora en el desarrollo de la motricidad fina y la coordinación motora; por todo ello merece la pena darle a este sentido la importancia que tiene.

Imagen — _Nezemnaya_


Categorías

El bebé, Varios

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *