La separación de los padres, ocasiona preocupación y síntomas depresivos en adolescentes

Hace poco hablábamos sobre los sentimientos de los niños cuyos padres se separan, y aprovechábamos para compartir alguno de los datos que se tienen sobre este fenómeno demográfico; me llama la atención ese 30 por ciento de uniones matrimoniales que se se disuelven, aunque en Estados Unidos suponen la mitad del total de matrimonios. Una investigación de finales del año pasado, publicada en The Canadian Journal of Psychiatry, señala que la desintegración familiar, unida a la incertidumbre financiera que provocan estas situaciones, son capaces de incrementar la preocupación y síntomas depresivos en los adolescentes, y que estos síntomas pueden aparecer hasta 9 meses tras la separación. Se habla en todo momento, de menores cuya custodia ha sido otorgada a la madre, y por lo tanto, acusan la separación respecto del padre.

Los signos de depresión son siempre pasajeros, y parece que no duran más de 4 / 5 meses, pero se aconseja que los niños reciban mucho apoyo de su entorno, y cuando sea necesario se recurrirá a la terapia, para evitar la progresión de la sintomatología, evitando así problemas serios de Salud Mental.

Los expertos aconsejan a los matrimonios que se quieren separar y tienen hijos adolescentes, que se intente mantener la vida de los menores dentro de unos límites de ‘normalidad’, y que no sean separados de sus compañeros, amigos y familiares. No obstante, cada experiencia individual es diferente, aunque siempre es difícil la transición a una nueva vida. Por otra parte, las diferencias en cuanto a género indican que chicas y chicos expresan de forma diferente el enojo o ira que podrían estar sintiendo.

Separación padres2

Otro consejo generalizado que los progenitores reciben, es no inhibir la expresión de sentimientos, y no negarse a hablar acerca de lo que está sucediendo. Siempre es mucho más difícil cuando no se han llegado a acuerdos, por eso parte de los esfuerzos durante el proceso se centrarán en brindar apoyo a los más pequeños de la casa.

Imágenes– France Bleu, bantamania


Categorías

Consejos

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *