Sepsis en bebés y niños: un problema que puede ser grave

Sepsis en bebés y niños:

La sepsis en bebés y niños se presenta como consecuencia de una grave infección ocasionada dentro de su cuerpo. Puede afectar a cualquier persona y se suele presentar más comúnmente en adultos y en bebés muy pequeños. Debemos prestar atención a esta enfermedad, ya que es muy común en niños de edad muy temprana dada a su gran vulnerabilidad.

Es de vital importancia dar alcance a cualquier síntoma o pequeña presencia de infección. Cualquier tipo de manifestación debe de ser prestada con gran interés y acudir a un médico lo más rápido posible si el niño no mejora ante una pequeña detección.

La sepsis neonatal

El niño desarrolla esta afección pocos meses de haber nacido (hasta 90 días después de su nacimiento). Si aparece a las pocas horas o días después del nacimiento se llama sepsis de aparición temprana y si aparece después de la primera semana de vida indicará que se trata de una sepsis neonatal de aparición tardía.

Sepsis en niños mayores

Según van creciendo los niños van adquiriendo más vulnerabilidad al estar expuestos a más infecciones relacionadas en las zonas dónde se manejan como: guarderías o escuelas, a actividades o deportes. Las infecciones más comunes pueden ser en vías urinarias, cutáneas, apendicitis, meningitis o neumonías. Si no se tratan con rapidez pueden ocasionar una sepsis.

Sepsis en bebés y niños:

¿Qué es lo que causa la sepsis?

La sepsis es la respuesta sistemática ante la presencia de una infección.  Se puede atribuir su estado tanto a la respuesta del patógeno infectante o cómo una respuesta del propio niño ante tan problema.

Los patógenos más comunes son las bacterias, los hongos y los virus como causantes de esta dolencia, pero éstos también tendrán una respuesta más agresiva o no dependiendo de algunos factores en su huésped cómo la edad, si se tiene algún tipo de enfermedad asociada o la ubicación geográfica.

Signos y síntomas de sepsis

Cualquiera de estos signos suele producirse de forma ocasional cuando un niño está enfermo, pero si presenta más de uno de estos síntomas a la vez o el niño esté mucho más enfermo de los habitual, puede que necesite atención médica.

  • Lo más ocasional es la aparición de fiebre.
  • Tener los pies y las manos muy frías.
  • Dificultad para respirar.
  • Ritmo cardíaco acelerado.
  • Confusión, mareos y desorientación.
  • Náuseas y vómitos.
  • Malestar general y con molestias en las extremidades.

Tratamiento para la sepsis en niños

Sepsis en bebés y niños:

El tratamiento debe de realizarse lo más rápido posible, ya que cada hora de retraso puede reducir las posibilidades de supervivencia del paciente. Generalmente los niños son ingresados y atendidos en cuidados intensivos (UCI).

Antes de imponer un tratamiento deberá de hacerse un estudio que analice el tipo de infección del niño. Es importante averiguar el tipo de virus o bacteria que lo causa, por lo que habrá que hacer una analítica de sangre, de orina y del líquido cefalorraquídeo.

Se hará mediante suministración de antibióticos y se tratará de complementar con otras medidas para tratar las otras dolencias que vienen complementando la sepsis como: algún tipo de shock, hipotermia, hipertermia, dolor, mejorar la nutrición…

La duración del tratamiento variará de acuerdo a la situación de cada problema. Por lo general los tratamientos duran alrededor de 10 días, pero de acuerdo a diversas circunstancias de mejoría o no evolución puede o bien disminuir los días o aumentar el tratamiento.

Cómo evitar la sepsis

Es importante que los padres o cuidadores hablen con los pediatras acerca de las medidas que deben de tomar para su prevención, para ello es bueno que se dé a conocer los signos y síntomas.

Los niños deben de tener una buena higiene corporal, en especial de lavado de manos y tener siempre cualquier herida o corte desinfectado. Hay que seguir el plan de vacunas correctamente para evitar este tipo de infecciones que pueden llegar a crear una sepsis.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.