Ser madre soltera por elección personal

Muchas mujeres desean por voluntad propia sentir, ejercer y vivir la experiencia solas.

Muchas mujeres desean ser madres, pero en el momento en que se lo plantean pueden estar solteras o bien desear tener el hijo sin pareja. Atendamos este modelo de familia, los motivos de la mujer y las diferentes vías para ser madre.

Llega un momento en la vida de la mujer en el que nos planteamos en serio ser madres. Algo nos ocurre, algo en nuestro interior nos revela que es el momento. En el caso de tener pareja y ambos desearlo se intenta entre ambos, no obstante, muchas mujeres desean por voluntad propia sentir, ejercer y vivir la experiencia solas, ya no solo por el hecho de no tener pareja.

Cada vez con más frecuencia ser madre soltera, se ve un acto menos raro y aislado, contrario a la idea preconcebida en tiempos pasados, de que ningún hombre deseaba estar con cierta mujer. Muchas de las mujeres que optan por esta condición, son solteras de entre 35 y 45 años, fuertes mentalmente, seguras, con estudios superiores e independientes a nivel económico y personal, no obstante, no se puede generalizar este estereotipo.

Estas mujeres consideran que no van a dejar de ser madres por cuestiones biológicas o por no tener pareja varón. El hecho de que sea la mujer quien lo decide y elige, se normaliza cada día más. La ley ampara este hecho y la mujer no ha de verse condicionada a tener pareja, y menos aún si no es su deseo. Las técnicas de reproducción asistida y la adopción son vías que avanzan y a las que la mujer puede recurrir.

Condicionantes para esta elección

En la actualidad, están al alcance de la mano métodos para ser madre sin tener que estar en relación con un hombre. La mujer se siente bastante apoyada para seguir estos trámites. Con el paso de los años se respeta y aplaude el que una madre tome una decisión tan valiente, demostrando que tiene la capacidad y la responsabilidad necesarias para embarcarse en esa etapa.

La mujer puede tener dudas o sentirse contrariada sobre si su decisión es lo correcto para ella o si será bueno para su hijo. Es un momento intenso y pese a que primen sobre las inseguridades, las ganas e ilusión por dar amor y criar a un nuevo ser, es recomendable hablar con un terapeuta. Incluso los miedos pueden deberse a lo que afecta a cuestiones de parto, educación… En las sesiones, la mujer puede hablar, preguntar y sentirse acompañada.

Métodos para tener hijo sin pareja masculina

En la actualidad están al alcance de la mano métodos para ser madre sin tener que estar en relación con un hombre.

Cuando la mujer sin pareja masculina, opta por tener a su cuidado un hijo, debe consultar y asesorarse sobre las diferentes posibilidades y atendiendo a su Comunidad Autónoma los costes, bien sea en clínicas privadas o por la Seguridad Social.

Inseminación artificial (entre 500-1700 euros): Se prepara la muestra de semen del donante, (obviamente en estos casos no participa la pareja varón) y se introduce en el útero para que lo fecunde el óvulo. La medicación se paga aparte y ronda los 300 euros.

-En la fecundación in vitro (entre 3000 y 5000 euros): En el laboratorio es donde se unen espermatozoide y óvulo y el resultado, el embrión, se transfiere al útero de la mujer. Se utiliza el semen de un donante. Es recomendable preguntar el coste de congelación de embriones que no se hayan utilizado.

Para estimular el ovario, la mujer debe adquirir unos virales en la farmacia, cuyo coste se sitúa entre 1000 y 1200 euros. Con este proceso pretende recuperarse entre 8 y 10 óvulos. Cuando la mujer pasa de los 40 años, se suele recomendar un análisis genético de los embriones, cuyo coste se eleva a los 9000 euros.

En el caso de necesitar donación de gametos, el coste puede ir desde 5000 a 9000 euros. La medicación que acompaña a este proceso y que se utiliza para preparar al endometrio, se valora en unos 300 euros. Si hubiese que solicitar semen de donante a mayores, la mujer tendría que abonar entre 5000 y 9000 euros.

Adopción de embriones: El coste es de 1500 a 3000 euros. El precio para la preparación del endometrio ronda los 300 euros.

Cabe decir que en España, en los centros de Seguridad Social, los tratamiento de reproducción asistida no tiene conste alguno, no obstante tienen problemas en las listas de espera y solicitan una serie de requisitos. Lo mejor es consultar en la Comunidad Autónoma de residencia las diferentes opciones.

Adopción: En España adopta alrededor del 10% de madres solteras. Es un proceso largo hasta que el niño está en el hogar y en el cual hay que fortalecer y lograr vínculos afectivos.

Retos y miedos antes de decidir

La mujer quiere ser madre en solitario, no obstante, como mujeres independientes que suelen ser, tienen su vida bastante organizada y con fuertes responsabilidades, con lo que deben conciliar el aspecto familiar con el laboral. La planificación y orden en la rutina diaria permiten ejercer, no obstante, será más sencillo con el apoyo familiar o de amigos, actividades extraescolares, niñeras…

A la madre le preocupa que el niño “añore” la figura paternal, al ver la relación de sus amigos y vecinos con sus padres.

A la mujer le puede angustiar verse sola y esforzarse para que no se convierta en un problema, ni aparentar agobio o necesidad de ayuda de otros. Además le preocupa que el niño “añore” la figura paternal, al ver la relación de sus amigos y vecinos con sus padres. Puede aterrar no conocer si eso puede suponer un trauma en el niño a largo plazo. No obstante, el niño vive en un mundo donde se relaciona con niños de padres divorciados u otras clases de familias.

Con el niño se debe hablar, no tratarle como ignorante o sobreprotegerle, eso no es beneficioso para su madurez e inteligencia emocional. Los niños lo perciben todo y si se les ocultan cosas, se angustian y desconfían. Es mejor hablar de todo desde el primer momento. Explicarles que el deseo de ser madre era muy fuerte, pero no el de tener pareja, por lo fue preciso ayuda para que él llegase al mundo.

Es conveniente no hablar de “padre” al niño cuando se hable del proceso seguido, como puede ser la inseminación artificial. Según vaya creciendo los datos podrán ser más específicos y el niño logrará entenderlo mejor. No solo la madre ha de abanderarse con el rol de cuidadora en solitario o el padre hubiese sido un gran pilar, familiares y amigos pueden enseñarle valores y colaborar en su desarrollo personal.

Cuando se quiere ejercer y se hace con cariño, el niño recibirá protección, seguridad, amor…, y se convertirá en una persona tolerante con el resto, al haber recibido una educación libre de prejuicios y centrada en el respeto. La madre debe ejercer con el niño sin limitaciones, pese a la colaboración de su entorno. Ella es su figura de autoridad y en ella recaen todas las decisiones al respecto.

Consejos a las posibles madres solteras

Las madres que deseen serlo en solitario, deben sentirse seguras de sí mismas y de su decisión. No deben ocultarse, ni sentirse inferiores al resto. Lo que están haciendo no es anormal ni reprobable. Han decidido dar amor a un niño sin contar con la ayuda de un padre y eso no es malo. El deseo de una madre está por encima de todo. Siempre que normalicen su familia y su opción, comuniquen y expliquen la diversidad familiar, el niño y su entorno lo verán del mismo modo.

En la crianza de madres de familia monoparental ocurre una relación normal con sus hijos, como sucede con otras madres. Generalmente el estilo que eligen para su crianza es el que se basa en la tolerancia, amor y comunicación, sin dejar de lado la disciplina y las obligaciones que le correspondan en cada caso.

Con esto la mujer debe pensar y valorar si se ve dentro de este tipo de familia. No debe tomar una decisión basada en el “qué dirán” de la sociedad, y por el contrario hacerlo segura y feliz. Ante dudas que no descarte hablar con profesionales o con otras madres que hayan pasado por el proceso. Como madre soltera la responsabilidad y la obligación descansan en ella y en la sociedad el compromiso para que no se oculte.

Puede resultar más agotador ejercer como madre soltera que cuando se tiene una pareja que también se involucra, educa y actúa. Sin embargo, ser madre es un derecho de todas y no se pueden poner barreras ante circunstancias salvables. Mientras prevalezca el bienestar del niño, han de ponerse todas las medidas a disposición de la mujer que está preparada para ser una gran madre.


Categorías

Familia

Ana M. Longo

Ana María Longo Silva nació en Bonn (Alemania) en 1984 y es hija de padres gallegos y emigrantes. Licenciada en Pedagogía en 2006 por la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.