Si estás embarazada y sospechas que has contraído tricomoniasis, consulta con tu médico

Tricomoniasis

Existe una enfermedad de transmisión sexual causada por el parásito llamado ‘trichomonas vaginalis’; se llama tricomoniasis, se transmite mediante los fluidos sexuales, y se puede tratar con medicamentos. Un porcentaje muy elevado de casos (alrededor del 70 %) son asintomáticos; y cuando los afectados presentan síntomas, pueden manifestarlos entre los días 5 y 28 tras haberse infectado, a veces más tarde.

La prevalencia es del 15 por ciento aproximadamente en países en desarrollo, especialmente en los lugares en los que el acceso a las prestaciones de salud es limitado. Quedarse embarazada mientras se padece tricomoniasis, o contraerla durante el embarazo, es una situación de riesgo para el bebé, más abajo explicaré por qué. Una revisión de La Crochane, sugiere que hasta 25 millones de embarazadas en todo el mundo la podrían padecer.

Se relaciona con rotura pretérmino de la membrana uterina, nacimientos prematuros y bajo peso al nacer; y hay estudiosos que señalan la relacionón de triomoniasis con una mayor propensión a que el bebé muera antes o después de nacer. De forma más excepcional algunas mujeres pueden infectar al niño durante el parto.

Infección por trichomonas vaginalis

Generalmente se manifiesta en los órganos sexuales: en los hombres la zona interna del pene, y en las mujeres la vagina, la vulva, el cuello uterino o la uretra. Como hemos dicho, no siempre se hacen evidentes los síntomas, pero en todos los casos que existe una infección (con o sin síntomas), hay riesgo de transmitirla; por eso existen analíticas y pruebas de determinación, a fin de descartar la tricomoniasis cuando una mujer quiere quedarse embarazada o ya lo está.

Los síntomas más típicos son picazón o irritación, enrojecimiento de genitales, molestias al orinar, o secreciones de olor poco usual (y color blanco, amarillento, verdoso, transparente). También puede provocar molestias durante la penetración. Es una infección que si no se detecta puede durar meses, a veces años; así que a la menor sospecha se recomienda pedir al médico que realice un diagnóstico.

Si alguna vez habéis leído sobre este tema, seguro que os suena que los médicos pueden prescribir durante el embarazo fármacos con metronidazole, que a su vez conlleva ciertos riesgos y por lo tanto no está exento de controversia. Al respecto, la revisión mencionada más arriba, concluye que es efectivo para el tratamiento de la tricomoniasis durante el embarazo, y que ‘registra tasas de cura parasitológica de hasta un 90 por ciento, aunque puede aumentar el riesgo de parto prematuro’.

Ni que decir tiene que los medicamentos siempre los debe recetar un profesional de la medicina

Por último mencionar que cuando se mantienen relaciones sexuales sin tener pareja estable, o cuando se tiene pero ambas partes tienen relaciones con otra personas; es aconsejable utilizar el preservativo, pues ha demostrado su efectividad como método de barrera frente a la transmisión de esta y otras enfermedades de transmisión sexual.


Categorías

Embarazo

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *