Si mi bebé vomita, ¿le vuelvo a dar de comer?

recién nacido comiendo con biberón

Tu bebé está comiendo y, de repente, vomita todo lo que acaba de comer. En esta situación te puedes preguntar si debe continuar alimentándose, o si por el contrario, debe parar hasta la siguiente toma. ¿Cuánto hay que esperar para dar de comer a tu bebé después de haber vomitado? Es una buena pregunta que, probablemente, se hayan hecho todas las madres y padres alguna vez.

Regurgitar es casi un rito de iniciación para los bebés, y para los padres también. El vómito del bebé también es común y puede ocurrir por muchas razones. La mayoría de estas causas no son graves. Así que una respuesta simplificada a la pregunta sería que sí, normalmente puedes seguir alimentando a tu bebé después de que haya vomitado. Pero vamos a ver esta respuesta en profundidad.

Causa del vómito y de la regurgitación del bebé

El vómito y la regurgitación del bebé son dos cosas diferentes, y, por tanto, pueden tener diferentes causas. Regurgitar es común en bebés de menos de un año de edad. Por lo general, ocurre después de comer. La regurgitación suele ser un flujo fácil de leche y saliva que gotea de la boca del bebé. A menudo aparece junto con un eructo. La regurgitación es normal en bebés sanos. La regurgitación por reflujo infantil es especialmente probable que suceda si tu bebé tiene el estómago lleno, por lo que hay que tener cuidado de no sobrealimentarle. Por lo general, la regurgitación se detiene cuando el bebé tiene más de un año de edad.

Por otro lado, el vómito suele ser una expulsión más forzada de la leche, o de lo que haya comido. Ocurre cuando el cerebro le indica a los músculos del estómago que se compriman. Es común en bebés sanos, pero podría ser señal también de que se ha contagiado con algún virus o de que se siente algo indispuesto. El vómito, así como las arcadas, es un acto reflejo que puede ser desencadenado por varios motivos. Estos motivos pueden ser los siguientes:

  • Irritación causada por una infección viral o bacteriana, como un virus estomacal.
  • Fiebre.
  • Dolor causado por la fiebre, una infección de oído o por una vacuna.
  • Obstrucción en el estómago o en los intestinos.
  • Sustancias químicas en la sangre, como medicamentos.
  • Alérgenos, incluido el polen. Esto es muy poco común en bebés de menos de un año.
  • Mareo por movimiento, como durante un viaje en coche o por girar demasiado.
  • Estar enfadado o estresado.
  • Los olores fuertes.
  • La intolerancia a la leche.

Cuándo dar de comer a tu bebé después de vomitar

niño pequeño comiendo

Vomitar demasiado puede ser causa de deshidratación e, incluso, de pérdida de peso en los casos más graves. La alimentación con leche puede ayudar a prevenir estas dos consecuencias. Para evitar la deshidratación y que pierda peso, puedes ofrecerle algo para tomar cuando haya terminado de vomitar. Si tu bebé tiene hambre y pide el biberón o el pecho después de vomitar, continúa y sigue alimentándole. 

La alimentación liquida después de vomitar a veces puede ayudar a calmar las náuseas de tu bebé. Comienza dándole una cantidad pequeña y espera a ver si vomita de nuevo. Tu bebé podría vomitar otra vez, pero es mejor intentarlo que no hacerlo. Si tu bebé tiene al menos 6 meses y no quiere comer después de vomitar, ofrécele agua en un biberón. Esto puede ayudar a prevenir la deshidratación. Después de haber tomar un poco de agua, puedes intentar darle de comer otra vez.

Cuándo no dar de comer a tu bebé después de vomitar

bebé enfermo

En algunos casos, es mejor no dar de comer al bebé inmediatamente después de vomitar. Si tu bebé está vomitando debido a un dolor de oído o por fiebre, es posible que primero sea mejor darle medicación. La mayoría de los pediatras recomiendan analgésicos infantiles, así que pregúntale al médico de tu bebé cuál es el mejor medicamento para estos casos, y la dosis que debe tomar. Si después de ver al pediatra le das a tu bebé un medicamento para el dolor, es recomendable que esperes entre 30 y 60 minutos para darle de comer. Alimentarle antes de tiempo podría causar otro ataque de vómitos y que los medicamentos no hagan su efecto adecuadamente.

El mareo por movimiento no es común en bebés menores de 2 años, pero algunos bebés pueden ser más sensibles a estas situaciones. Si tu bebé vomita durante un viaje, es mejor no ofrecerle algo para comer después. Si tienes la suerte de que tu bebé duerme durante los viajes, es aconsejable que no le despiertes y le alimentes una vez estéis fuera del coche durante una para o ya en el destino.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.