Si mi hijo me llama por mi nombre: ¿Qué puedo hacer?

Mi hijo me llama por mi nombre

¡Mi hijo me llama por mi nombre! Es una de las frases que más repetimos porque también nos sucede en la vida real a más personas de las que pensamos. En ocasiones vemos como nuestros peques pasan de llamarnos ‘mamá’ o ‘papá’ a nuestros nombre propios. Sinceramente no es algo que nos guste demasiado.

De ahí que vamos a ver por qué se produce y qué es lo que se puede hacer para que cambie. En primer lugar no debemos preocuparnos demasiado porque ya sabemos que los niños van aprendiendo un sinfín de cosas y que tienen sus etapas, por lo que seguro que esta también será de ellas y que pronto terminará. ¡Seguro que lo estás deseando!

Por qué mi hijo me llama por mi nombre: La imitación

Nos llevamos las manos a la cabeza, es cierto. No se trata de un problema en sí mismo pero realmente no nos gusta demasiado el tener que escuchar nuestro nombre propio en boca de ellos. Ya que, para la gran mayoría, es mucho más bonito eso de ‘mamá’ o ‘papá’. Pues bien, si te preguntas por qué mi hijo me llama por mi nombre, te diremos que una de las razones es porque imitan a otras personas. Es decir, están cansados de escuchar cómo los del círculo más cercano os llaman por vuestros nombres, así que ellos también imitan lo que escuchan para repetirlo. Ya hemos dicho en muchas ocasiones que son como esponjas. Pues quizás tienen esa temporada en la que les da por llevar a cabo este proceso.

Pasar tiempo de calidad con los hijos

Debido a una separación emocional

Otra de las causas que puede haber en que tu hijo te llame por tu nombre propio es debido a una separación de tipo emocional. Es decir, una especie de distanciamiento que el peque nota. Esto sucede cuando lo dejamos mucho tiempo al cuidado de otras personas o bien cuando los padres se separan. Viven un momento de confusión y también es habitual que lo demuestren llamándonos por nuestro nombre. Por eso, siempre debemos pasar el mayor tiempo posible con ellos, aunque sabemos que en ocasiones es complicado por motivos laborales.

Un acto de rebeldía

Cuando ya no son tan niños y entran en la etapa de la adolescencia también puede suceder que nos encontremos con que nos llaman por nuestro nombre propio. Sin duda, en este caso se trata de un acto de rebeldía, en la mayor parte de los casos. Por lo que de nuevo podemos decir que será algo que no durará mucho porque volverán a pasar otra de las etapas complicas en sus vidas.

Comportamiento de hijos con sus madres

Qué puedo hacer para que me diga ‘mamá’ o ‘papá’

Ya hemos visto algunas de las causas por las que mi hijo me llama por mi nombre. A pesar de ser transitorias, lo mejor es tomar cartas en el asunto y que todo vuelva a esa normalidad que tanto nos gusta. Por ello, cuando esto suceda y escuches tu nombre no debes dirigirte a él o a ella, como si no fuera contigo. Cuando vea que no les hacemos caso al repetir el nombre, reaccionará y se irá dando cuenta de que algo sucede.

Tampoco es un tema gracioso como para reírnos y es que, en muchos casos se nos va la sonrisilla cuando los peques hacen algo y eso indicará que lo volverán a hacer. Así que, hay que ponerse un poco serios si queremos que cambien de actitud. Cuando tengamos tiempo, lo mejor es sentarse con ellos y explicarles lo que sucede y cómo deberían llamarnos. Hablando de tiempo, ya sabes que también debemos intentar el pasar el máximo posible con ellos, tanto para jugar como para leerles, que nunca viene mal. Lo que se denomina pasar tiempo de calidad es algo que apreciarán y mucho. Como pronto se acostumbran a lo bueno, tenemos que hacer que ese bueno sea llamarnos ‘mamá’ o ‘papá’. Recuerda que debemos tener paciencia y todo cambiará.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)