Si no tengo flujo, ¿puedo estar embarazada?

El moco cervical o el flujo es importante para la concepción porque ayuda a los espermatozoides a sobrevivir y nadar desde el cuello uterino hasta las trompas de Falopio. La edad, las infecciones vaginales, los efectos secundarios de los medicamentos y los desequilibrios hormonales son algunas de las causas de los problemas con el flujo o moco cervical. Incluso los medicamentos destinado a aumentar la fertilidad pueden causar problemas de sequedad vaginal. Así que se entiende que la escasez de flujo no es un síntoma de embarazo.

Cuando los problemas del moco cervical se interponen en el camino de quedar embarazada, se le conoce médicamente como moco cervical hostil. El moco cervical hostil puede referirse a la sequedad vaginal severa, problemas con las secreciones vaginales cuando estas son demasiado ácidas o a problemas inmunológicos. Los problemas de flujo más graves pueden requerir un tratamiento de fertilidad o apoyo hormonal.

Papel del flujo vaginal en el embarazo

vagina simbólica

El flujo vaginal es esencial para lograr el embarazo, ya que crea el entorno ideal en el que el semen puede desarrollarse y moverse libremente. Justo antes de la ovulación, los fluidos cervicales aumentarán y se parecerán más a claras de huevo crudas en su consistencia. De esta forma, el moco cervical nutre activamente a los espermatozoides y mejora su capacidad para moverse a través del canal cervical. Cualquier problema con la mucosidad puede impedir este proceso y hacer que quedarse embarazada sea aún más difícil.

Principales causas de la sequedad vaginal

El término de moco cervical hostil puede referirse a diferentes problemas con los fluidos cervicales. Algunas de las causas más comunes son las siguientes:

Desequilibrios hormonales. La mucosidad espesa, seca o pegajosa a menudo es causada por desequilibrios hormonales, y con frecuencia ocurre junto con problemas de ovulación. Si bien las irregularidades hormonales pueden interferir con el equilibrio del pH, la acidez también puede ser el resultado de una infección bacteriana o por hongos. También es posible tener una cantidad excesiva de moco cervical fértil y no ovular, lo que se denomina anovulación.

aparato reproductor femenino

Medicamentos. Algunos medicamentos pueden secar o disminuir la calidad de la mucosidad cervical. Los medicamentos para el resfriado y las alergias pueden disminuir las secreciones cervicales (al igual que secan la mucosidad de la nariz). Los medicamentos para las alergias, resfriados, para dormir, así como algunos antidepresivos y medicamentos para la epilepsia pueden causar sequedad vaginal, así como también disminuir la libido. Por esto, si estás intentando quedarte embarazada es recomendable que le comentes a tu ginecólogo o endocrino reproductivo todos los medicamentos que tomas, aunque creas que son irrelevantes para tu fertilidad.

Tener bajo peso. La hormona estrógeno es responsable del aumento del moco cervical que precede a la ovulación. Pero si tu peso es demasiado bajo, si haces ejercicio físico en exceso o si eres una atleta profesional, tus niveles de estrógeno pueden ser bajos. Esto puede no solo conducir a un moco cervical menos fértil, sino también a otros problemas con la ovulación. Incluso podrías dejar de tener la menstruación. Aumentar de peso y reducir la rutina de ejercicios puede ayudar a estabilizar tu cuerpo.

fertilidad

Otras causas para que aparezca sequedad vaginal

Edad. A medida que envejecemos, es posible que tengamos menos días de mucosidad cervical. Entre los 30 y los 40 años puede que solo se tengan uno o dos días de sequedad. Otras veces, el moco cervical permanece más tiempo en la etapa más acuosa y no pasa por la fase de clara de huevo. Pero cada persona es diferente, y cada una tiene sus ciclos personales, sólo hay que alarmarse cuando los cambios de flujo salgan de la normalidad de cada persona.

Cirugías previas. Si te has sometido en el pasado a una cirugía o has tenido algún tipo de lesión en el cuello uterino también puede provocar problemas con la producción de moco cervical. Si alguna vez te has sometido a una biopsia de cono cervical o cotización cervical, es posible que no produzcas tanto moco cervical como antes.

Duchas vaginales. Las duchas vaginales pueden eliminar la mucosidad cervical, tan importante a la hora de quedarse embarazada. Las duchas vaginales también pueden eliminar las bacterias beneficiosas, lo que aumenta el riesgo de padecer una infección vaginal. Al igual que las duchas vaginales, productos como los conocidos “desodorantes íntimos” es mejor omitirlos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)