Si sales del dormitorio cuando el bebé duerme, asegúrate de que la cámara no te grabe

Recientemente Caryn Chelin Morris, una mamá Sudafricana de 32 años, protagonizó involuntariamente una divertida escena mientras intentaba regresar al salón de su casa junto a los invitados que tenían para cenar… Se me ha escapado un detalle: Caryn tiene un bebé de 15 meses que se había puesto nervioso con toda esa gente en su casa [o quizás también debido a la hora que era (imagino)], así que lo llevó al dormitorio, lo acostó en la cuna, y se quedó en el suelo en una posición que permitía al peque tener contacto visual; Brody se durmió finalmente.

Se me ha escapado otro detalle: la “huida” fue capturada por unas cámaras instaladas en la habitación (me pregunto si las tendrán para vigilar a Brody), y Tyrone, el papá, compartió en las Redes Sociales el vídeo, que se ha convertido en viral. La razón de que haya resultado tan “atractivo” es la técnica utilizada por la mami a fin de poder salir de allí sin que el bebé se despertara ni sospechara nada…

De espaldas y arrastrándose por el suelo, consigue deslizarse hasta la puerta, mientras al espectador se le escapa una carcajada. ¿No os ha pasado nunca?, no me refiero a que hayáis sido pillados in fraganti por una cámara del dormitorio (que la mayoría no tendréis, yo tampoco). pero ¿nunca habéis deseado que se durmiera por fin para poder acabar de ver una película o llamar por teléfono? Es que da igual cómo durmáis en casa, incluso si practicáis el colecho (como lo he hecho yo), hay veces que se necesita hacer cosas diferentes de estar con el bebé, aunque después se regrese junto a él.

El sueño de los bebés y los microdespertares.

Y es que no hubiera sido lo mismo si el niño hubiera tenido 3 años o más, ya que hasta esa edad es complementamente normal que se despierten continuamente, mientras tanto no queda otra que entender que es solo una fase del crecimiento, y que además de ser normal es natural, o sea que no es ningún problema que un niño de 15 meses como Brody parezca tener el sueño tan ligero como para detectar que mamá ha salido de la habitación

Estos micro despertares son una respuesta innata provocada por un estado de alerta, y surgen a partir de los 12 meses. Desde luego en estos primeros años de la vida no cabe esperar que un bebé sea capaz de auto regular su fisiología del sueño. Entre el año y los 18 meses, un bebé puede dormir típicamente unas 10 u 11 horas nocturnas más las siestas, y especialmente por la noche van a necesitar una regulación externa que proporciona el cuidador o cuidadora principal. Esta regulación facilita (entre otras cosas) una respuesta saludable y adaptativa al estrés.

Que sí… ya lo sé (y ya lo he mencionado antes): a veces se necesita salir un poco de la habitación que compartimos con el bebé, y sobe todo en los casos en los que papi o mami se van a sentir mejor consigo mismos (y por consiguiente con los demás), no hay nada de malo en ello. Eso sí, si tu salida va a ser para mucho tiempo o te vas al parque a las 11 de la noche a que te de el aire, asegúrate de que tu pareja permanezca junto al niño.

Espero que Brody no se despertara, y que Caryin pudiera disfrutar un poco más de la compañía de sus invitados 🙂

Además del vídeo, me divirtieron muchísimo unas declaraciones de Caryn, quien se dedica a la docencia, en las que cuenta como una vez que había salido tenía incluso un poquito de “miedo” de volver a acercarse para ver si el bebé estaba con los ojos abiertos o no, ya que si lo hacía y no dormía la iba a reclamar.

Vosotras ¿también os habéis intentado “escapar un ratito” alguna vez después de dejar al bebé durmiendo?

Vía — Dayly Mail
Vídeo — Tyrone Morris


Categorías

Varios

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *