Si se adelanta la regla, ¿es síntoma de embarazo?

Si se adelanta la regla, ¿es síntoma de embarazo?

Si se antepone la regla antes de un embarazo seguro que es un hecho que se ha manifestado en más de una ocasión. El hecho en sí sucede, pero tiene su explicación. Lo que sí que es cierto es que cada mujer menstrua de una forma diferente y sus períodos o ciclos pueden variar. Si se está esperando un embarazo y se adelanta la regla ¿es síntoma de embarazo?

No hay duda de que la regla no se manifiesta si hay embarazo, pero sí que puede aparecer un sangrado si hay gestación. Ante cualquier duda, aquí esclarecemos todas las dudas y qué tipo de casos son los que se representan.

¿Se puede tener la regla en el embarazo?

Tener la regla no es compatible con el embarazo. Se puede tener un pequeño sangrado llamado de implantación que analizamos más adelante, por lo que tener la menstruación no es síntoma de embarazo.

Cuando se menstrua se está expulsando el óvulo porque no ha sido fecundado. Cuando llega al útero será eliminado junto a una de las capas del útero, que son las que producen la regla. Se formará su expulsión con coágulos acompañados de sangre y de esta forma se limpia todo su interior.

Para que exista un embarazo se necesita que el endometrio esté intacto y así se pueda implantar el óvulo fecundado. En este momento se segrega la ganodotropina coriónica humana (HCG) y será la responsable de que se detenga la menstruación. En uno de nuestros artículos explicamos si se puede estar embarazada y tener la regla.

Si se adelanta la regla, ¿es síntoma de embarazo?

Cuando hay un sangrado y se está embarazada

Se puede producir un sangrado estando embarazada. Aparecerá como una pérdida que puede ser puntual o que puede durar varios días, siendo marrón, rojo o rosado. De esta forma se está confundiendo con la menstruación, y muchas mujeres creen que no están embarazadas.

Cuando se produce esta pérdida es porque se ha producido el sangrado de implantación, además viene acompañado de un dolor parecido a la menstruación y con una sensibilidad en los pechos, sobre todo en los pezones.

Qué es el sangrado de implantación

El sangrado de implantación se produce en el momento de la fecundación. Cuando el óvulo se une al espermatozoide se van moviendo por la trompa de Falopio para ir a implantarse en el útero. En este momento se produce una serie de cambios y al formalizarse esta implantación se rompen muchos de los vasos sanguíneos, de ahí que se produzca este pequeño sangrado.

Este hecho solo se produce en el primer mes de embarazo, aproximadamente en la cuarta semana o entre los 21 primeros días desde que se ha producido la última menstruación. Su duración puede ser variable, desde solo un día hasta 3 días.

Otros motivos por los que se produce un sangrado

El sangrado de implantación es uno de los motivos principales, pero en otras ocasiones se produce por otros motivos. Los cambios hormonales pueden ser una de las causas, además si se ha mantenido relaciones sexuales, este hecho puede haber producido cambios cervicales. Otro de los motivos es cuando se ha explorado o se ha hecho algún tipo de prueba vaginal.

Si se adelanta la regla, ¿es síntoma de embarazo?

En otros casos se puede producir la presencia de un hematoma uterino. Aparece con una acumulación de sangre en la cavidad abdominal y esto se puede confundir con una menstruación. En estos casos hay que mantener calma y reposo para que se reabsorba de forma natural.

No obstante, cuando se produce un sangrado mucho más complejo, es abundante a lo largo de los días y va acompañado de dolor abdominal, entonces es signo de preocupación y hay que hacer una consulta médica.

El caso se puede producir por diversos motivos, pero entre los más importantes puede ser porque se haya producido un aborto espontáneo. En este caso se ha de hacer un seguimiento y hacer otra prueba de embarazo.

La prueba de embarazo se realiza porque hay que esclarecer si la pérdida de sangre no sea consecuencia de un embarazo ectópico. Este tipo de embarazo se le denomina extrauterino, es decir, cuando el óvulo fecundado no se ha implantado dentro del útero y lo ha hecho fuera. En este caso se implanta en la trompa de Falopio y produce muchos sangrados y dolores, es improbable que el embarazo siga su curso ante tal hecho y hay que tomar medidas.

Para concluir, la menstruación no se produce, ni acontece el hecho de que se haya producido un embarazo. Si existe un sangrado puntual de un día o pocos días, es sinónimo de un sangrado de implantación. Si el sangrado es más abundante y permanece por más tiempo, siempre será motivo de una consulta médica.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)