Sillas de comer

El peor peligro que existe en las sillas de comer está relacionado a las caídas que pueden sufrir los niños cuando están en ellas. Para evitar esto te daremos algunos consejos, además te recomendaremos alguna sillas seguras que existen en el mercado.

Es muy importante que la silla que vayas a comprar tenga una base bastante ancha, para que sea difícil de volcar si alguien, por accidente, choca con ella. Las mejores son las sillas plegables, ya que podrás desocupar el lugar cuando termine de comer. En estos casos debe comprobar que la traba este bien colocado antes de sentar a tu hijo.

Cuando lo sientes abróchale el cinturón de seguridad para que no pueda soltarse y pararse sobre la silla.

Nunca dejes que sus hermanos u otros pequeños se suban a la silla para jugar, ya que también se podrían caer.

Nunca dejes a tu pequeño sin la supervisión tuya o de algún adulto responsable.

En el mercado existen diferentes alternativas, entre ellas:

Silla de mesa Hearts: es práctica y cómoda para colocarla en la mesa. Cuenta con un sistema de anclaje universal con un tornillo de seguridad. Es fácil de plegar y muy compacta. Su funda esta confeccionada en materiales resistentes de tela tecnológica.

Trona Alpha rosa, es de madera muy resistente y estable. Se puede ajustar a diferentes alturas. Viene con un arnés de seguridad y una practica barra protectora, que puede retirarse cuando se necesite. Esta fabricada para niños que puedan sentarse solos (6

Asiento Sack´n SEAT. Es un cómodo asiento que se adapta a diversos tipos de sillas y ayuda al niño a sentirse seguro y cómodo. Para usarla puedes meter la funda en cualquier tipo de silla y ajustarla con las correas, alrededor de la silla y por debajo. Siempre debes fijar bien los clips. Se caracteriza por ser lavable y plegable. Ideal para niños de 6 a 24 meses.

Fuente | Bambino World

Foto | Flickr – Walter Bove


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *