Sillas de comida para mellizos

Cuando el bebé comienza a alimentarse incorporándose a la rutina de la familia, las sillas de ellos ocupan un lugar concreto en nuestra mesa. Por ello, si el caso es que el hogar cuenta con dos nuevos integrantes, se deberá entonces pensar en dos sillas de comida, doble espacio ocupado y doble gasto de compra.

Entre las marcas más sugeridas Se ubican aquellas que proponen diseños ligeros, más bien estrechos y fáciles de plegar, para los casos de aquellos hogares en los que el espacio físico no sea lo suficientemente amplio como para contar, además de los amueblamientos propios de cada sitio, con un par de sillas de comer.

Un diseño muy versátil y adaptable a todas las necesidades, son las sillas elevadoras, las cuales deberán colocarse sobre la silla común, por ende, no ocuparán demasiado espacio extra. Las marcas Chicco y Summer, han planteado ejemplos muy distintivos dentro de esta categoría.

Por su parte, Peg Pérego ha diseñado modelos de sillas de comida sumamente estrechos, y de fácil movilidad y plegamiento. Con estas características, asegura un uso confortable, sin por ello, ver invadido el espacio familiar.

Graco, es otra de las marcas que ha avanzado en los nuevos conceptos de sillas para comer, con diseños de una sola pata, la cual no solamente ocupa espacios limitados, sino que se convierte en un elemento ágil al momento de rebatirla y guardar la silla.

Estas marcas, son las que se aconseja tener presente, cuando los lugares extras en nuestra mesa, son más de uno.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *