Qué es el Síndrome de Alineación Parental

La alineación parental puede tener efectos duraderos tanto en niños como en padres, pero, ¿qué es exactamente? El divorcio no es fácil ni para los padres que lo han decidido, ni para los hijos que les imponen una nueva situación que deben vivir con miedos e incertidumbres. Un cambio en su vida que no pensaban que les sucedería y que casi sin querer, todo empieza a cambiar alrededor suyo.

A pesar de la angustia que se puede vivir, los padres deben hacer todo lo posible para que los hijos vivan esta transición de la mejor manera posible. Son muchos los sentimientos que deben hacer frente y los padres, pueden alentar de forma consciente o inconscientemente a que los hijos rechacen al otro padre, causándoles más daño a los hijos. Esto se conoce como alineación parental o síndrome de alineación parental (SAP).


Qué es el síndrome de alineación parental o SAP

Un niño alineado se vuelve hostil de repente hacia un padre que comienza a rechazar y puede comenzar a mostrar temor u odio hacia esa figura. Incluso si anteriormente tenían una buena relación, el niño puede decir que no recuerda ninguna experiencia positiva al lado de su padre o madre, aunque esto no sea cierto. Empezará a resistirse a hablar con él o incluso el querer verle. Se sentirá bien cuando habla mal de su padre o madre (dependiendo hacia el que empiece a tener sentimientos contrariados).

Algunos niños pueden resistir la presión de elegir a uno de los padres sobre el otro progenitor. Pero cuando no pueden, se alienan. Esto significa que rechazan al padre objetivo sin justificación. Su relación con el padre objetivo se basa en la manipulación emocional del padre favorecido más que en las experiencias reales con el padre objetivo.

De dónde viene esta teoría

La teoría del síndrome de alienación parental fue introducida por el psiquiatra Richard Gardner en la década de 1980, pero aún ha día de hoy hay discrepancias entre los expertos. La Asociación Estadounidense de Psiquiatría no lo reconoce, y no figura en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales de la APA. Aunque hay que centrarse en las tácticas de los padres y sus comportamientos. Porque pueden estar teniendo el síndrome de alienación parental sin darse cuenta.

Tipos del síndrome de alienación parental

Hay tres tipos de alienadores. Cada tipo muestra diferentes comportamientos y tiene diferentes reacciones a situaciones comunes.

Los alienadores ingenuos

Estos padres alineados quieren que el niño tenga una buena relación con el otro padre, pero ocasionalmente dirá o hará algo hiriente que los niños reciben como un comentario hostil. Aún y así, los padres intentan comunicarse bien y quieren que sus hijos estén bien a toda costa. Los niños enfrentarán bien al divorcio en términos generales y no se separan de los padres.

Los alienadores activos

Los alienadores activos también quieren que sus hijos tengan una buena relación con el otro padre, pero les resulta difícil apartar el dolor y la frustración. Esto afecta a su comportamiento y los hijos lo ven. Arremeten contra el otro padre frente a los hijos y pueden ser comunicativos con su ex. Esto puede causar dolor y confusión a los niños sobre cómo deben sentirse o actuar hacia el otro padre.

Los alienadores obsesivos

Los alienadores obsesivos intentan de forma casi abusiva ganarse al niño y que esté de su lado intentando que odie al otro progenitor. Quieren destruir cualquier relación que el hijo tenga con el otro progenitor. Si están enfadados, sienten odio o miedo hacia su ex, se lo dirán abiertamente al niño y le dirá que debe sentir lo mismo. El niño comienza a repetir lo mismo y sus sentimientos negativos hacia el padre rechazado pueden ser extremos.

Categorías en las tácticas de alienación parental

En la investigación se identificaron cinco categorías de tácticas de alienación que fomentan el conflicto y la distancia entre el niño y el padre objetivo:

  1. Representar al padre específico como no amoroso e inseguro.
  2. Limitar el contacto y la comunicación entre el niño y el padre objetivo
  3. Borrar y reemplazar la padre objetivo del corazón del niño
  4. Animar al niño a traicionar al padre objetivo
  5. Socavar la autoridad del padre objetivo poniendo en tela de juicio su dignidad

Los padres deben evitar estos comportamientos porque los niños lo pasan mal. Para un niño los padres siempre serán sus padres y los problemas emocionales de éstos no deberían ser problema de los pequeños. Los niños necesitan a sus padres, necesitan su cariño y su amor, no son protagonistas de ninguna guerra que no les concierne.

Muchos padres afirman que nunca maltratan al otro, pero hablar mal es una forma de comportamiento destructivo. Otros afirman que quieren que el niño tenga una buena relación con el otro padre y que no lo sabotean intencionalmente, pero la intencionalidad no es realmente relevante: las conductas que adoptan los padres y las actitudes que transmiten son lo que importa, no sus intenciones.

Señales de la alienación parental

Cuando los niños sufren la alienación de los padres pueden comenzar a presentar algunos comportamientos bastante significativos. Cualquier padre o madre que esté preocupado por sus hijos, deben estar atentos a estas señales y después, mejorar su comportamiento inmediatamente para que los niños no salgan perjudicados.

  • Opiniones negativas hacia el otro progenitor
  • Razones absurdas de dolor y enfado hacia el progenitor objetivo
  • Ver a un padre como el bueno y al otro como el malo
  • Aliarse por el padre favorecido sin querer estar con el padre o madre objetivo
  • Rechazar al padre o madre objetivo
  • Repetir frases que escucha del padre o madre favorecido sin entender lo que significa
  • Tener un comportamiento hostil hacia amigos y familiares del padre o madre rechazado

Estos son algunas de las señales que como padre o madre os deberían hacer saltar las alarmas. Si esto ocurre será importante que como padre o madre e independientemente de tu situación sentimental con tu ex, intentes que tus hijos no entren en juego en esa guerra. Por eso los padres deben velar por el bienestar emocional de sus hijos.


Categorías

Consejos, Familia

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.