Síndrome congénito de la rubeola

Una de las enfermedades que pueden afectar a un niño es la rubeola. Los tres primeros meses de gestación, es cuando se desarrollan lo órganos y sistemas principales del organismo del bebé. Esta enfermedad de la que hablamos se desarrolla de forma viral y es contraída por la madre, contagiando así al bebé, el cual, es atacado igualmente por el virus. Esto da lugar a abortos espontáneos y síndrome congénito de rubeola, de este, el bebé adquiere defectos congénitos.

Entre estos defectos, algunos son fáciles de superar como el bajo peso, diarrea, neumonía, anemia, meningitis, irritabilidad, sangrado con facilidad, manchas en la piel… pero esto con tratamiento y control médico se puede superar sin problema.

Otros defectos, son aquellos que requieren un tratamiento específico como los problemas visuales (cataratas, ceguera…), también auditivos (sordera), cardíacos, del sistema nervioso (retardo motor, cabeza pequeña, desarrollo insuficiente del cerebro…)

También hay bebés que nacen con el síndrome y no presentan problema alguno, pero siempre es necesario realizar un seguimiento por si en su desarrollo pudiera presentar problemas con la edad más avanzada (de aprendizaje, audición…).

Para prevenir este síndrome, la mujer, ha de vacunarse contra la rubeola en la infancia o haber padecido esta enfermedad, pues su sistema inmunológico estará preparado para combatir y así no afectar para nada a su organismo ni al período de gestación. Si estás embarazada y no estás segura de estar vacunada o haber padecido esta enfermedad, con un simple análisis de sangre puedes hacer la prueba para cerciorarlo.

Mas información – Enfermedades que puede tener mi hijo

Fuente – Web del bebé


Un comentario

  1.   Rubén dijo

    Creo que la foto no pertenece a la rubeola, si no a un megaloeritema o eritema Infeccioso que cursa con el eritema en bofetón que se aprecia en la imagen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *