Síndrome postvacacional en niños con la vuelta al cole

Se acabó lo bueno. Dejamos atrás los días de playa, siestas, paellas, picnics y noches largas. Toca volver a la rutina, los padres volver al trabajo y a los niños volver al cole. Retomar rutinas puede llegar a suponer síndrome postvacacional en niños con la vuelta al cole. Pero, ¿en qué consiste el síndrome postvacacional y cómo podemos detectarlo en nuestros hijos?

Síndrome postvacacional en niños

Médicamente no hay ninguna categoría dentro de los manuales de diagnóstico hoy en día que catalogue el síndrome postvacacional como una enfermedad o un trastorno. Pero lo que sí es cierto es que existen una serie de síntomas que afectan a los niños y a los padres en ese período de adaptación entre después de las vacaciones y la vuelta a la rutina.

Con la llegada de septiembre, muchos niños sienten mucha tensión por la vuelta al cole, adaptarse a los nuevos horarios, volver a la rutina de alimentación y sueño, preparar sus cosas para el inicio de curso y los nervios de su nueva clase. Todo esto es lo que tienen que hacer en muy poco tiempo, lo que a impide a los niños adaptarse de forma progresiva y de forma adecuada.

Síntomas del síndrome postvacacional en niños

Estos son los síntomas del síndrome postvacacional en niños: la tristeza, la apatía, el decaimiento, la irritabilidad, una debilidad generalizada, desmotivación, los cambios de humor, las pérdida de apetito, la angustia y la ansiedad. Son las principales indicaciones de que un niño tiene síndrome postvacacional.

Los síntomas dependerán mucho de la edad del niño y el grado de sufrimiento con lo que la vuelta al cole representa. Es su forma de reaccionar ante los cambios a los que tienen que enfrentarse. El síndrome postvacacional suele durar de 2 días a 1 semana. Si los síntomas psicológicos persisten más tiempo pueden convertirse en síntomas físicos como dolores de cabeza, de barriga o falta de sueño.

En verano los niños tienen mucha más libertad de movimiento, pueden acostarse más tarde, disfrutar de la piscina y playa, comer a deshoras, levantarse tarde… todo lo contrario que supone su rutina de colegio. Suponen madrugones, rutinas de sueño y comida, largas horas en los centros escolares, extraescolares y exámenes.

Cómo detectar el síndrome postvacacional en niños

Los síntomas principales son más bien psicológicos y los niños no dirán que tienen síndrome postvacacional (no sabrán ni que es). Por lo que tendremos que estar pendiente del comportamiento de nuestros hijos. Observa si ha cambiado y en que forma ha cambiado. Los principales síntomas los hemos visto arriba, pero los que suelen estar más presentes son la tristeza, la irritabilidad, la falta de concentración y la ansiedad.

¿Cómo podemos ayudarles?

Los padres tienen la clave para que ese proceso de adaptación sea lo más llevadero posible. Si los niños ven que sus padres llevan mal la vuelta al trabajo, ellos lo percibirán y esa sensación se contagiará. Debemos evitar centrarnos en lo negativo de la vuelta al cole delante de los niños para que ellos no hagan lo mismo. Debemos aprender a ver los aspectos positivos de la vuelta a la rutina, ayudarles a motivarse con los nuevos retos que se presentan, y todo lo bueno que trae la vuelta al cole. También es importante hacer una reincorporación a la rutina progresiva. Volver unos dos o tres días antes también favorece la adaptación. Aprovechar hasta el último momento puede crear mayor choque y contraste, y hacer más difícil la adaptación.

Ver a sus amiguitos de clase, dormir en su cama, recuperar actividades y juguetes que le gusten… todo lo que al niño le gustaba de su rutina escolar. Además al hacer esto a los padres también nos será mucho más fácil volver al trabajo con otra actitud y motivación.

Si los síntomas persisten más de dos semanas te aconsejamos acudir a un psicólogo para buscar las causas del síndrome depresivo.

Porque recuerda… toda etapa tiene sus cosas malas y buenas, hay que saber buscar lo positivo de todas en las que estamos en cada momento.


Categorías

Consejos, Salud

Psicóloga apasionada de la Inteligencia Emocional y el desarrollo personal. Compagino mi labor como empresaria con el estudio de la mente humana. Creativa, curiosa y emprendedora, apasionada de acercar la psicología a todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.