Síntomas de insolación en niños

Aunque el verano, y las olas de calor, son el momento más peligroso para sufrir una insolación, esta puede darse en otras estaciones. En primavera y otoño nos encanta disfrutar de los buenos días de sol, debes ser consciente que en muchas regiones en estos días también el sol calienta.

Por ello queremos recordarte los síntomas de insolación y deshidratación en niños, porque la humedad excesiva, aunque no haga mucho calor puede provocar estos golpes de calor.

Síntomas de una insolación

Es importante conocer los síntomas de una insolación para poder actuar a tiempo y de forma adecuada. No hay que quitarle importancia a estos síntomas, en especial entre los niños y niñas pequeños, sobre todo con menos de 5 años.

Por lo general los primeros síntomas son dolor de cabeza, piel seca y caliente, pero sin transpiración, mareos, náuseas, que pueden llegar a vómitos. Luego ser darán calambres, elevación de la temperatura corporal, convulsiones, alteración de la conciencia o desorientación. En este caso ya estamos hablando de una insolación grave.

Lo más inmediato es llevar al niño a una zona con sombra, y colocarlo sentado y si podemos levantarle las piernas, mejor.

Si la temperatura corporal ha subido hay que aligerarle la ropa y ponerle compresas de agua o leche fría entera en la frente, la nuca, el cuello, las muñecas.

Es muy importante que el niño beba agua, pero poco a poco, a pequeños sorbos y no de golpe. Si la toma toda de una vez podemos empeorar su estado. También puede beber zumo de fruta natural, no azucarada, o agua con gas.

Una vez que se haya recuperado de la insolación no debe volver a realizar ninguna actividad física al menos durante un par de horas.

Recomendaciones para evitar la insolación

Una buena hidratación, usar ropa adecuada, una alimentación adecuada y evitar hacer ejercicios al sol es la manera de prevenir las insolaciones, aunque no sea verano. Los bebés y niños lactantes deben tomar el pecho con más frecuencia, aunque no sientan hambre, es una manera de hidratarlos y aportarles sales minerales importantes.

Si vais a viajar a un país cálido o tropical hay que tener en cuenta los problemas de insolación. Un proceso de aclimatación al calor puede durar hasta una semana. En este periodo de tiempo no estamos preparados para generar más cantidades de sudor y adaptar así nuestro sistema circulatorio al aumento de temperatura. Lo mismo le ocurre a los niños. Los bebés, que aún no regulan bien su termostato aún padecen más los síntomas y los efectos de cualquier insolación.

En países como Finlandia se permite la entrada de los niños en las saunas públicas desde los 3 años, si pueden controlar sus tractos digestivos. Pero si tu hijo no es finlandés no te lo recomendamos. De hecho hay horarios familiares en la sauna. Pero como te decíamos no es recomendable si el niño no está acostumbrado, ya que puede tener un golpe de calor activo o endógeno. Este tipo de golpe de calor también se produce por el exceso de ejercicio, por ejemplo.

Remedios caseros

Para calmar los efectos de la insolación y una vez que haya pasado la primera hora te recomendamos darle un baño al niño. Al agua del baño le puedes añadir harina de avena, un ingrediente relajante con interesantes aplicaciones terapéuticas. Con este remedio contribuyes a relajar y quitar el ardor en la piel y evitas la deshidratación. Repite este baño con el niño durante 2 o 3 días, hasta que vayas viendo mejoría.
Si no tienes harina de avena puedes añadir al agua fría seis cucharadas de bicarbonato de sodio.

Aunque estos consejos ayudarán a tu hijo a superar la insolación no olvides consultar con el pediatra, comentarle las circunstancias en las que se produjeron la insolación.

El especialista te aconsejará sobre los alimentos y líquidos más apropiados para él, una vez superado el primer momento. Es posible que sea necesario que ingiera algún tipo de sueros.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.