Síntomas y consecuencias de carencias afectivas en niños

Los niños que tienen carencias afectivas muestras unos síntomas y señales según su edad. Ningún niño debería carecer de amor y afecto ya que afectan negativamente a su correcto desarrollo emocional. Veamos cuales son los síntomas y consecuencias de carencias afectivas en niños.

Carencias afectivas en niños

Las carencias afectivas consisten en falta de amor, atención, cuidados y cariño por parte de las personas más cercanas, padres o cuidadores. Los niños necesitan una base sólida de apego por parte de esas personas, necesitan sentirse queridos, protegidos y seguros. Por desagracia por varias razones, cada vez son más los niños con carencias afectivas.

Las obligaciones actuales con agotadoras jornadas laborales, la falta de conciliación familiar y las nuevas tecnologías que se usan como niñeras, padres emocionalmente ausentes o distantes, el abandono familiar o el maltrato entre otras situaciones, pueden llevar a no atender a los niños con el amor y cuidado que necesitan. Nuestros hijos no solo necesitan ropa nueva, comida y juguetes para desarrollarse correctamente, también necesitan sentir nuestro amor incondicional, darles tiempo de calidad y hacerles sentir amados.

Cómo padres debemos estar atentos a las señales que pueden indicar que nuestros hijos tienen carencias afectivas para corregirlo cuanto antes.

¿Cuáles son los síntomas de las carencias afectivas en niños?

Cada niño es diferente y no todos reaccionan de la misma forma ante las carencias afectivas pero puede haber unas señales que nos pueden indicar que está pasando. Pueden ser:

  • Llamadas de atención. Para conseguirlo pueden llorar con más frecuencia, montar berrinches o conductas agresivas. Como no saben gestionar sus emociones según el niño expresará estas emociones de una forma u otra.
  • Deficiente desarrollo del lenguaje. El lenguaje es una capacidad que mejora gracias a la interacción, si esto falla el desarrollo del lenguaje será más lento que el de otros niños.
  • Escasas habilidades sociales. Esto puede provocar una mala capacidad para relacionarse con los demás.
  • Trastornos de ansiedad. Claro síntoma de falta de afecto, tanto en niños como en adultos. Comer compulsivamente o muestras de impaciencia pueden ser algunas de las señales.
  • Desconfianza u odio hacia las personas. Esas carencias afectivas de las personas más importantes en su niñez, puede ocasionar que se vuelvan desconfiados hacia otras personas para protegerse emocionalmente.
  • Dificultades de atención. Si le cuesta prestar atención puede que sea un síntoma de carencia afectiva.
  • Falta de control de impulsos. Sus emociones controlan sus conductas y no saben expresarlas de forma sana, lo que lleva a problemas para saber gestionarlas. Pueden volverse agresivos y airados.

¿Cuáles son las consecuencias de carencias afectivas en niños?

Las carencias afectivas tienen efectos negativos en el desarrollo afectivo de los niños. Pueden traer en edad escolar y en la adolescencia problemas de comportamiento, baja autoestima, escasas habilidades sociales, sentimientos de inferioridad, problemas de aprendizaje, sentimientos de exclusión, rebeldía, miedos y fobias, sentimiento de rechazo, hiperactividad y problemas con las drogas o enfermedades mentales.

En la adultez estas consecuencias continúan y pueden llevar a estados de ansiedad permanentes, inseguridades, egocentrismo, dependencia emocional, inmadurez emocional y búsqueda de relaciones afectivas que suplan estas carencias. Viendo las consecuencias tan graves que puede tener en la vida tanto presente como futura de los niños es muy importante dar muestras de amor a los niños para ayudarles a que su maduración neuronal y emocional se produzca de forma adecuada.

En el artículo “cómo fomentar el valor del amor en niños” os explicaba formas de decir te quiero y de demostrar amor a los niños, y que también sientan que es un sentimiento que está presente en la familia. Los niños detectan todo, así que es importante generar un buen clima en el hogar de cuidado, amor, muestras de afecto, tiempo de calidad, escucha activa y aprecio. Somos las figuras más importantes en la vida de los niños y debemos estar por y para ellos.

Porque recuerda… la salud mental y emocional de los niños están en juego.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.