Sobrepeso infantil, una consecuencia de un sueño insuficiente

Sobrepeso infantil, una consecuencia de un sueño insuficiente

Sabemos que el sueño es una de las principales funciones con las que el cuerpo restaura energía y descansa su mecanismo de toda la actividad diaria, y especialmente en los niños el buen dormir representa una piedra fundamental para un desarrollo saludable, por lo que resulta muy importante que los padres se aseguren que sus hijos disfruten de unas horas de sueño adecuadas y tranquilas.

Pero no obstante de que el hecho de que se debe dormir unas 8 horas por día es de publico conocimiento, las vida moderna  cada vez acorta más las horas de sueño de los niños, ya sea porque éstos se desvelan mirando la televisión en su cuarto, conectados a Internet, o simplemente porque las reglas de la casa ya no son tan rigurosas como solían serlos, provocando que muchos niños duerman apenas unas 6 horas, cuando no menos. 

Esto tiene un claro efecto sobre los niños pequeños y en edad escolar, alterando su rendimiento académico, su actividad habitual y sus ganas de hacer cosas nuevas, promoviendo estados de ánimo hoscos y de mal humor, que pueden conducir a problemas de conducta. Pero además de todo esto, que no es poco, se ha comprobado que el simple hecho de dormir una hora menos de lo habitual, estaría provocando en el niño una alteración hormonal que induciría al organismo, al no contar con las horas suficientes para reponerse, a gastar menos calorías, lo que conduce al problema cada vez más frecuente de la obesidad infantil, detrás del cual se colocan muchos tipos de problemas de salud que podrían afectar a nuestros hijos por no respetar el tiempo adecuado para dormir y descansar.

Además, al tener más horas de actividad, es probable que los niños consuman más alimentos, y precisamente no de los más saludables, por lo que el sobrepeso es prácticamente seguro.

Pero nada de esto tendría que pasar si estableces normas fijas en tu casa, y las haces respetar, marcando un horario para que el niño se vaya a la cama a dormir (no a mirar TV ni frente al ordenador), asegurándote que duerma unas 8 horas corridas, pudiéndoselo recompensar con un rato más de juegos los fines de semana o en ocasiones en que no tenga colegio al día siguiente.

Más información – 2 Claves indispensables para evitar la obesidad infantil


Categorías

Consejos, Salud

Martin Bruno

Especializado en Literatura Digital en la Universidad de Barcelona, he descubierto en el campo de la redacción y la comunicación on-line el... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *