Soluciones al estreñimiento

Kiwis

No es un tema agradable, lo sé, pero es algo que suele ocurrir mucho a los niños, especialmente cuando dejan el pañal, y también es muy frecuente durante el embarazo, por eso he decidido contaros las soluciones que he encontrado y espero que a vosotras también os puedan servir, son muy sencillas y ninguna está contraindicada durante ninguna etapa del embarazo.

Ir al servicio siempre a la misma hora

Parece una tontería, pero creedme, funciona. Da igual la hora que elijáis, pero centráos fijas en ella e id aunque no tengáis ganas, al principio será complicado pero poco a poco vuestro cuerpo se habituará a ese horario y llegará un día que, sin que miréis el reloj, vuestro organismo por sí solo os avisará de que “ya es la hora”. Por supuesto tampoco hace falta ser estrictas, si os adelantáis o atrasáis 10 minutos no pasa nada, pero intentad que sea lo más fija posible.

No tomar alimentos que acentúen el estreñimiento

Es de lógica, pero a veces lo olvidamos. Alimentos como los yogures, el arroz o los plátanos deben estar prohibidos si tenemos este problema, si se os antoja comed solo un trocito ¡Pero no más!.

Tomar alimentos ricos en fibra

Esto es esencial y existen muchísimos alimentos que nos ayudarán, incluso podemos hacer combinaciones en una ensalada de frutas o un batido. Algunos de estos alimentos son:

  • Las ciruelas y los kiwis: Son un clásico y de los más efectivos. Yo he probado a comer 4-5 ciruelas con piel antes de ir a dormir y me ha funcionado, los kiwis son demasiado para mí, se suelen tomar dos en ayunas pero yo os recomiendo que sean por la tarde, antes de la merienda por ejemplo, ya que los kiwis son muy ácidos y os puede provocar acidez o incluso náuseas si los tomáis en ayunas.
  • El melón: Para mí ha sido un gran descubrimiento, nunca me ha fallado así que os lo recomiento totalmente. A veces lo he comido tal cual o también he probado a hacerme un zumo con melón y naranja.
  • La miel: En momentos desesperados funciona muy bien porque tiene efecto laxante. Con un cuarto de taza que os bebáis podrá ser suficiente.
  • Los melocotones: En principio no encontré ningún efecto, quizá porque solo comía uno o dos, pero he probado a hacerme un zumo simplemente con melocotones y agua y la verdad es que funciona bastante bien. A veces le añado dátiles, que también tienen mucha fibra, pero no hay que abusar de ellos porque facilitan el parto (con 3 ó 4 es suficiente).

Beber mucha agua

Es imprescindible. Si os resulta difícil beber 1,5 litros de agua diarios podéis preparar zumos o algún té que no sea muy fuerte. Yo suelo prepararme zumos con alguna fruta de las que he citado anteriormente y medio litro de agua, así al menos ese medio litro ya lo tengo asegurado, es más fácil tomarlo de esa forma.

Otra opción, que además os vendrá muy bien si tenéis naúseas, es añadir unas rodajas de limón al agua, así tendrá un poco de sabor que a veces apetece más y de paso os aliviará las náuseas, cada vez que las sintáis bebéis un poco de agua con limón y veréis cómo desaparecen.

Más información: Consejos y remedios para aliviar las náuseas del embarazo

Foto: Luuux


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *