¿Son peligrosos los ganglios en los niños?

ganglio

Son muchos los padres los que se asustan y se preocupan al observar como a su hijo le ha salido un pequeño bulto en la parte del cuello o en las ingles. Estos bultos reciben el nombre de ganglios y a pesar de lo que se pueda creer, pueden llegar a aparecer en niños totalmente sanos y sin ningún problema de salud. Los mismos suelen aparecer como consecuencia de ciertas infecciones víricas.

En principio no hay que preocuparse por los mismos aunque es aconsejable el acudir al pediatra para poder examinarlos. En el siguiente artículo te hablamos de los citados ganglios, las causas por las que pueden aparecer y en qué casos pueden llegar graves y peligrosos.

Qué son los ganglios

Los ganglios se encuentran dentro del sistema inmunológico de la persona y ayudan al organismo a evitar posibles infecciones. Puede ocurrir que en ocasiones los ganglios se inflamen a causa de ciertas infecciones. Es lo que ocurre en el caso de las anginas y con la aparición de ciertos ganglios en la parte del cuello. También puede ocurrir que la aparición de tales bultos se deba a la ingesta de determinados medicamentos.

Los ganglios en los niños

Es habitual que durante los primeros años de vida, los niños tengan ganglios en la zona del cuello o de las ingles, debido al mayor número de infecciones que sufren. Los datos indican que más de un 80% de los niños tienen ganglios en la zona del cuello. Por tanto puede ocurrir que el niño esté perfectamente sano y tenga un ganglio en su cuerpo. Este tipo de ganglios no revisten ningún tipo de peligro para el pequeño por lo que los padres pueden estar tranquilos.

Sin embargo hay una serie de ganglios que pueden acarrear ciertos problemas a los niños. Ello se produce cuando dichos bultos aparecen encima de la clavícula o justo detrás de la rodilla. En el caso de que ello ocurra es importante acudir al pediatra para que eche un vistazo a tales ganglios.

ganglios

Cuándo deben acudir los padres al pediatra

En la gran mayoría de los casos los ganglios suelen aparecer en la zona del cuello y no revisten gravedad alguna. No provocan ningún tipo de dolor a los pequeños y al tacto son blandos. Suelen aparecer a raíz de ciertas afecciones víricas de tipo respiratorias como los resfriados. Una vez que el niño se ha curado, los ganglios pueden permanecer un tiempo.

Sin embargo, si el ganglio es de gran tamaño y le causa dolor al pequeño, es importante acudir al pediatra para que lo examine. En muchos casos, este tipo de ganglios son causados por una infección de tipo bacteriana que requiere de un tratamiento específico. Aparte de ello, es importante acudir al pediatra en los siguientes casos:

  • Cuando los ganglios se encuentran en zonas poco habituales como puede ser por encima de la clavícula o detrás de la rodilla.
  • Los ganglios están bastante duros y no pueden moverse debido a que se encuentran fijados a la piel.
  • Si aumentan rápidamente de tamaño y la zona afectada está visiblemente inflamada y enrojecida.
  • A raíz de la aparición de los ganglios, el niño se encuentra demasiado cansado y con una falta de apetito bastante importante.
  • Los ganglios han aparecido a raíz de una picadura de algún tipo de insecto.

En definitiva, no hay por qué preocuparse por el hecho de que a un niño le salga un ganglio. Es algo bastante habitual entre las menores de corta edad debido a las infecciones de tipo víricas que padecen. Lo normal es que salgan en la zona del cuello y al igual que aparecen, terminan desapareciendo con el paso del tiempo. Únicamente pueden resultar preocupantes cuando aparecen en la zona de la clavícula o detrás de la rodilla y causan dolor al pequeño. En tal caso es importante acudir al pediatra para que pueda examinar tales ganglios y observar si requiere un tratamiento adecuado.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.