Sordera en niños

Sordera en niños

La sordera en niños puede manifestarse de dos formas: hay niños que nacen con algún grado de hipoacusia y otros que a lo largo de su crecimiento desarrollan una pérdida auditiva o sordera. Alrededor de 2 niños por cada 1000 ya nacen con algún problema de audición.

La sordera ocurre cuando alguno de los oídos o ambos no funcionan de manera normal. Para poder llegar a este caso es cuando algunas de las partes del oído, tanto medio, externo o interno, el sistema auditivo o el nervio auditivo no funcionan correctamente.

¿Cuándo se produce la sordera en niños?

Algunas de las sorderas son congénitas y se han producido durante el embarazo o en el momento de nacer. Suele ocurrir en niños prematuros con bajo peso, cuando ha existido meningitis. En aquellos nacidos con alguna malformación o con madres embarazadas e infectadas por rubeola, toxoplasmosis o citomegalovirus. En otras ocasiones y en un 60% de los casos la sordera en niños tiene un origen genético.

Artículo relacionado:
En qué momento y cómo evaluar la audición en los niños

Muchos pediatras en las primeras revisiones piden a los padres que evalúen el comportamiento de sus bebés en sus primeros meses de vida. La observación constará es saber si reaccionan bien a los ruidos, a un susto, se despiertan cuando hay sonidos o si prestan atención a las voces de los padres.

Un bebé de 6 a 9 meses da indicios suficientes de que oye los sonidos e incluso los busca con su cabeza y moviendo el cuerpo. Si los padres sospechan que no reacciona podrán llevarlo a otorrino para que le haga una evaluación de la causa.

Sordera en niños

Signos y síntomas de la sordera en niños

En los bebés es difícil de determinar ya que son demasiado pequeños para poder evaluar esta posible afección. Por lo general suelen sobresaltarse ante un ruido fuerte y a partir de los 6 meses ya voltean la cabeza ante la presencia de un ruido. En esta edad debe de emitir sonidos y balbucear, sino lo hace ni reacciona a los ruidos será síntoma de que padezca un problema auditivo.

A los 12 meses debe de escuchar sonidos simples e incluso reaccionar a ruidos fuertes como un timbre. También debe comenzar a decir palabras tan simples como “mamá” o “papá”. A los 15 meses debe de reconocer su nombre cuando lo llaman y reaccionar moviendo su cabeza ante la llamada.

A partir de los 36 meses ya comienzan a decir palabras e incluso a formular pequeñas frases, sino es capaz de emitir palabras e incluso sospechas de que escucha parcialmente algunos sonidos, es una prueba de que no escucha bien.

Los niños a partir de los 4 años y comienzan el colegio pueden tener problemas de aprendizaje y puede ser derivado a que tengan una falta de audición. Hay que observar de que hablen de forma correcta, que sigan todo lo aprendido y sus instrucciones de forma correcta. Que no estén continuamente diciendo “¿qué?” o que suban mucho el volumen de los aparatos.

Pruebas para determinar una posible afección

Sordera en niños

A los bebés se les puede hacer una prueba en el primer mes de vida, en el mismo hospital con una medida de audición. Si el pequeño no pasa la prueba de evaluación se le derivará a otra prueba antes de que cumpla los 3 meses. Las pruebas auditivas constarán de un cribado: las otoemisiones acústicas transitorias (OEAT) y de potenciales evocados automáticos (PEATCa).

Los niños en sus revisiones se les debe de hacer una prueba antes de que entren en el colegio para que no haya problemas en su aprendizaje. Si no se supera la prueba se hará otra evaluación lo antes posible.

Tratamientos y métodos de intervención

Si la evaluación ha sido temprana hay muchas ayudas para una crear un tratamiento eficaz y resolutivo. La escuela se hará partícipe de su buen desarrollo, hay asociaciones de sordos que ofrecen su mejor apoyo y la ayuda de logopedias.

Otros tratamientos pueden ser la colocación de audífonos e implantes cocleares, ayudas en la forma de comunicación con la utilización del lenguaje de señas o la ingesta de algunos medicamentos. No obstante, los apoyos y ayudas familiares son muy diversas, hay que hacer pruebas auditivas lo antes posible para que el niño pueda tener un correcto desarrollo y acorde a los demás niños.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.