Stop bullying: cuando el acosador está entre los amigos

El primer paso para terminar con la lacra del acoso escolar, es la educación. Miles de niños y niñas en el mundo, viven cada día el infierno y la desgracia de sufrir acoso. Jóvenes que sufren en su piel las burlas, desprecios y agresiones, que hacen que vivan con la autoestima por los suelos.

Lamentablemente cada vez con más frecuencia, se conocen nuevos casos de niños que terminan con su vida a causa del acoso. Y esto es algo inconcebible, no debemos permitir que ni un solo niño más opte por el suicidio como solución a sus problemas.

Como padres y madres, tenemos la obligación de educar a nuestros hijos en el respeto hacia los demás. Y donde todo comienza es en casa, los niños deben vivir en un ambiente de respeto y empatía hacia los demás.

Y como educadores, tenemos la responsabilidad de estar altera ante cualquier comportamiento diferente en nuestros hijos. Porque nuestro hijo puede ser víctima de bullying o acoso escolar y tenemos que ponerle remedio cuanto antes.

Pero también podemos encontrarnos en el lado opuesto, y nuestro hijo puede ser el acosador. Y ahí es donde tenemos que dar un paso hacia adelante y cortar ese comportamiento de raíz. Es fundamental que reconozcamos el problema y le busquemos solución.

No es permisible que un hijo esté abusando de otros niños, y sus padres miren hacia otro lado. Nuestros hijos no son ángeles del cielo, son personas con su propia personalidad. Y en su infancia es cuando tenemos la capacidad de influir positivamente en ellos.

Lucha contra el bullying o acoso escolar

Los padres y madres del presente, estamos dando forma a las personas del futuro. Es fundamental que nos impliquemos hasta en el más mínimo detalle, de forma que podamos ver de forma rápida un problema, y buscarle una solución.

El problema del acoso infantil ha llegado a un punto en el que todos tenemos que estar alerta. Porque desgraciadamente en muchos casos, el acosador está entre el grupo de amigos.

Con toda nuestra confianza dejamos a nuestros hijos con otros niños que conocemos. Con hijos de parejas que a la vez son nuestros amigos. Niños que delante de los mayores tienen un buen comportamiento, pero que esconden un terrible comportamiento hacia el más débil.

Qué hacer si tu hijo es el acosador

Si descubres que tu hijo está abusando de otros niños, tienes el deber de no mirar hacia otro lado. Tú tienes en tu mano ponerle solución a este grave problema. Piensa que otro niño o niña puede estar sufriendo un infierno a causa de tu hijo.

Nosotros los padres y madres pensamos que es imposible que nuestros hijos puedan hacer algo así, pero por desgracia esto existe. El niño que acosa es hijo de alguien. El que sufre el acoso también. Tú puedes ser la madre o el padre de alguno de los bandos. Debes estar preparado para ello.

La personalidad de un niño se forma durante los 7 primeros años de vida. Los niños no nacen diferenciando el bien del mal, ese es tu trabajo. Los adultos hemos aprendido lo que está bien y lo que no, no permitamos que nuestros hijos crezcan por el camino equivocado.

Su tu hijo tiene un mal comportamiento, corrígelo, busca una solución, consulta con profesionales. Dándole la espalda al problema no conseguirás nada. Quizá si lo atajas a tiempo, tu hijo se convierta en un adulto empático y responsable.

Qué hacer si tu hijo sufre acoso por parte de un amigo

Lo principal es hacerle entender que ese niño no es su amigo. Si tu hijo está sufriendo situaciones de acoso escolar, de forma inmediata debes acudir a un profesional que trabaje en su autoestima. No permitas que crezca pensando que es inferior, que se merece lo que le está pasando.

Puede que ese acoso escolar sea temporal, pero las secuelas que quedan en la personalidad infantil, acompañarán a esa persona el resto de su vida.

No le des la espalda al bullying o acoso escolar

Obviamente ningún padre puede pensar que su hijo esté viviendo una situación así. Pero debemos ser conscientes de que no controlamos cada minuto de la vida de los niños. Por eso es tan importante estar alerta. Implicarte en la vida social de tus hijos es tu arma para detectar cualquier situación anómala.

Acabemos con el sufrimiento infantil. Stop bullying o acoso escolar


Categorías

Aprendizaje, Consejos

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.