Su juguete favorito

Todos necesitamos a veces de algún objeto que nos haga sentir seguridad. Que nos aporte un extra de energía para superar situaciones que nos son difíciles en el día a día. Hay quien tiene un llavero de la suerte, un colgante o unos calcetines. El caso es que sentimos que si ese objeto nos acompaña, nada puede salir mal.

Esto no es más que un resquicio de la necesidad de apego que siente todo niño cuando comienza a descubrir el mundo. Está inseguro, necesita nuestro calor y protección y cuando no puede tenerlo a su alcance, nos busca un “sustituto” que se convierte en su juguete favorito.

Porqué tu hijo necesita un juguete favorito

Tu hijo, desde que nace, se enfrenta cada día a nuevas sensaciones y retos, porque es en eso en lo que consiste crecer. Esto implica que necesita tu apoyo y la sensación de seguridad que eso implica. Sin embargo, hay situaciones en las que no les puedes acompañar. Su juguete favorito es ese objeto que les aporta esa seguridad que no les puedes aportar en ese momento. Es el reemplazo de una figura de apego por un objeto. Este les aporta la sensación reconfortante que les transmite dicha figura. En realidad es una especie de reemplazo de ti, algo que les hace sentir seguros, como haces tú.

Lo más probable es que tu bebé sienta apego por un peluche que le acompañe a la hora de dormir o por una mantita. Aunque en realidad su juguete favorito puede ser desde un muñeco blandito hasta un triciclo. No importa el juguete que sea, lo importante es la sensación tan agradable que le aporta. Ya sea porque siente que ese objeto es un muñeco con luz o una linterna que le protege de la oscuridad, o porque simplemente se divierte jugando. Para tu hijo es una sensación beneficiosa, que le ayuda en su desarrollo.

¿Cuánto tiempo puede sentir esta necesidad de apego por este objeto?

Dependerá del desarrollo de tu hijo, nadie puede predecir en qué momento tu hijo dejará de lado este juguete. Es posible que siempre tenga un significado para él. Al fin y al cabo, ¿quién no recuerda lo especial que era su primera muñeca, o su pelota favorita?

El hecho es que es un juguete que no tiene un gran valor por lo que es en sí, si no por lo que representa para tu hijo. Eso quiere decir que lo va a necesitar mientras sienta que sigue aportándole esa paz que necesita para afrontar sus retos.

Es posible que el juguete se rompa durante el juego. Pero es muy importante que lo repares cuantas veces sea necesario hasta que tu hijo esté preparado para alejarse de él. Aunque no sea posible repararlo finalmente,valorará el intento.

Nunca regales el juguete favorito de tu hijo, ni le digas que es demasiado mayor para tenerlo. Si lo haces no estarías respetando sus sentimientos y mucho menos su ritmo de desarrollo.  Él decidirá cuándo está preparado para regalarlo, tirarlo, o simplemente guardarlo como un feliz recuerdo de su infancia. Estamos hablando de algo que es muy importante para tu hijo, restarle importancia podría herir sus sentimientos.

La posibilidad de guardar su juguete favorito

Una vez que tu hijo deje de lado ese juguete, siempre que sea posible, guárdalo. Como decíamos al principio, todos necesitamos seguridad para afrontar los retos de la vida. Es mucho más fácil afrontarlos si un día, buscando en un armario, nos encontramos con ese peluche que abrazábamos en las noches oscuras.

No importa lo mayores que seamos, por dentro seguimos creciendo. Seguimos sintiendo miedo de las nuevas sensaciones, seguimos aprendiendo cosas y enfrentando retos. Por dentro seguimos siendo niños, aunque no juguemos ya con esa pelota, o montemos ese viejo triciclo. Seguro tenemos un amuleto, un colgante, un llavero, un bolígrafo, que nos sirve para firmar documentos importantes. Todos seguimos necesitando protección en nuestra vida. Al entender esto, no le tiraremos su peluche, su mantita, ni siquiera ese triciclo que siempre nos hace tropezar. Sabemos que algún día, sus preocupaciones se desvanecerán en los recuerdos de ese viejo juguete, que tan feliz le hizo de niño.



Madre de una luz inspiradora, futura pedagoga, técnicamente decoradora, eterna escritora en la sombra, artesana, vocalista y compositora, aprendiz de todo, maestra de nada. Apasionada de los animales y de sus beneficios para el desarrollo emocional humano. Enamorada de la luz que existe en las buenas personas, de la educación, de la música y de la vida en general. Positivista in extremis, todo tiene un lado bueno y si no lo tiene, me encargo de crearlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.