Sustancias potencialmente peligrosas que se usan en casa

La mayoría de los productos que se suelen utilizar para la limpieza y el mantenimiento de las casas, incluyen sustancias que pueden ser realmente peligrosas, no solo para los niños, sino también para las mascotas y cualquier persona en general. Por ello, es muy importante que además de tener los productos bien cerrados y lejos del alcance de los pequeños, se sigan ciertos cuidados para evitar cualquier riesgo.

En general, todo el mundo conoce los peligros de mezclar productos tóxicos como la lejía y el amoniaco, por ejemplo. Pero más allá de estos productos típicos en muchos hogares, existen sustancias desconocidas para la mayoría, que se esconden en envases, o en los muebles del hogar entre otros. Por ello, es importante conocer cuáles son esas sustancias que pueden ser peligrosas, así podrás evitarlas en lo posible y proteger la salud familiar.

Estas son las sustancias químicas potencialmente peligrosas

Los ftalatos

La palabra ftalato procede del ácido ftálico, aunque también es usado el término ésteres de ácido ftálico. Se trata de un grupo de sustancias químicas, que se utilizan generalmente para la producción de productos plásticos. Una de sus utilidades más comunes, es la de convertir los plásticos duros en flexibles. Por ello, se utilizan los ftalos en infinidad de envases de uso doméstico como, botes de champú y cualquier tipo de detergentes, esmaltes de uñas, aerosoles, en envases de medicamentos y en la mayoría de los juguetes sexuales, entre otros.

¿Cómo puedes evitar los ftalatos en tu hogar?

  • Mira las etiquetas de todos los juguetes que vayas a comprar, si incluyen las siglas DEHP, BBP o DBP, declina el juguete y busca otro.
  • Al calentar la comida en el microondas, utiliza recipientes de cristal en lugar de envases de plástico.
  • Los medicamentos con cápsula pueden contener ftalatos, mira bien el prospecto y si incluyen esta sustancia, elige otra marca.

El mercurio

Esta es una de las sustancias químicas que la Organización Mundial de la Salud, reconoce como tóxica para el ser humano. De hecho, ya se lucha para eliminar esta sustancia de forma global, aunque por desgracia todavía no se usan las herramientas necesarias en todas las sociedades. Para eliminar el mercurio de tu hogar, puedes seguir las siguientes recomendaciones:

  • Si aún conservas un termómetro antiguo, deshazte de el y compra uno digital.
  • Nunca guardes las pilas que ya están agotadas, es importante que te deshagas de ellas llevándolas a un punto específico de recogida de pilas. Por supuesto, nunca debes tirar las pilas al contenedor ya que son altamente contaminantes y muy perjudiciales para el medio ambiente y la salud en general.
  • Los cosméticos pueden contener mercurio, por lo que debes asegurarte de que tu maquillaje esté libre de esta sustancia.
  • En el caso de que necesites un empaste en tu dentadura, asegúrate de que tu dentista no utiliza empastes de mercurio. Aunque hoy en día la mayoría de especialistas suele utilizar otros materiales para este procedimiento.

Los polibromodifenil éteres

Las siglas de estas sustancias son PBDE y se trata de compuestos bromados. El bromo era conocido antiguamente como fuego líquido y en su estado líquido, resulta altamente peligroso para el ser humano. Los polibromodifenil éteres, se utilizan para la fabricación de elementos electrónicos, muebles, tejidos etc. Su principal característica es que es un retardante del fuego y por ello se usa generalmente en plásticos y espumas.

Uno de los principales problemas que complica la labor de eliminar esta sustancia del hogar, es que se encuentra libremente en el medio ambiente. Por lo tanto, alguna de las medidas que puedes adoptar son:

  • Limpia con frecuencia tu hogar para eliminar el polvo, sin olvidar de aquellas zonas donde es más complicado el acceso ya que suele acumularse gran cantidad de polvo. Además, es recomendable evitar el uso de productos de limpieza agresivos.
  • Coloca en la entrada de tu casa un felpudo, así podrás eliminar las sustancias peligrosas que puedan haberse instalado en la suela de los zapatos.
  • Si vas a comprar muebles nuevos, especialmente aquellos que incluyan relleno, asegúrate de que en su etiqueta se especifique que están libres de “retardantes de llama”.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.