Tus tabúes durante el embarazo (II)

Tabúes del embarazo

En el artículo anterior te mostraba algunos consejos sobre ciertos temas que a veces nos cuesta comentar con otras personas. Hoy, te muestro algunos más:

Todo el tiempo tengo ganas de mantener relaciones sexuales y me masturbo

La famosa fiebre del segundo trimestre… Es algo tan intenso, que aunque mantengas relaciones sexuales todavía necesitas más. No te sientas culpable, el placer no es perjudicial para tu bebé ¡al contrario!. Durante un embarazo sin complicaciones, se pueden mantener relaciones sexuales o masturbarse. Recuerda que la masturbación no es necesariamente una práctica solitaria, el futuro papá también puede participar (si es que aún le quedan energías).

Me pone nerviosa, está todo el día detrás mía

“Come verduras, no cojas el ascensor sola, no hagas esto, no hagas lo otro…”. Tanta entrega te pone nerviosa y no eres la primera a quien le ocurre esto. Muchas mujeres llegan incluso a no soportar a su pareja durante el embarazo, es algo que suele ocurrir cuando la pareja es primeriza. Intenta hablar con él y explícale que está bien que se preocupe, pero que a veces necesitas un respiro.

Abuso de la situación…

¿Quieres fresas en enero y una fogata a finales de julio por la noche?. Tu baño está demasiado caliente, demasiado frío, ahora tiene demasiada agua… Estás cansadísima para acompañarle a cualquier sitio, pero quieres que vayáis juntos a comprar ropa de premamá. Es cierto, abusas de los caprichos, pero no es culpa tuya, son tus hormonas. Disfruta (pero no abuses) de estos placeres que te da el embarazo. Ahora tienes tiempo para tí, para mimarte y para permitirte algunos caprichitos.

Tengo miedo a hacerme mis necesidades encima en el parto

¿Existe alguna mamá que no esté atemorizada pensando en la idea de dejarle un regalo (no demasiado bonito) a la matrona el día del parto?. No te preocupes, es algo natural e inevitable, los médicos que te atenderán ya están habituados a esa situación. Si aún así la idea le incomoda demasiado habla con tu médico, algunos recomiendan tomar un laxante antes de acudir al hospital. A la hora del parto relájate, si contraes el perineo podrías dificultar el parto y eso será peor.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *