Tarta oso infantil

DSC_0204

Aquí tenéis una tarta oso supersencilla que podréis hacer para celebrar cualquier cumpleaños u ocasión especial.

Con una base para tarta, unas magdalenas y algún que otro ingrediente (mermelada, Nutella…) haréis que los más pequeños se chupen los dedos y disfruten del gran día.

Los ingredientes los dejo a vuestra elección, según los gustos de los pequeños y lo que tengáis en casa. El bizcocho y las magdalenas que harán de orejas y nariz pueden ser caseros o incluso comprados. Para los ojos y orejas podéis utilizar galletas tipo Oreo y para pintar la boca podéis utilizar un poco de sirope o las cremas especiales que se utilizan para decorar tartas y que ya podemos encontrar en casi todos los supermercados.

Como veis, las posibilidades son infinitas. Yo solo os doy la idea, el resto os lo dejo a vosotros. ¡Ah! el color del oso lo podéis cambiar a vuestro antojo. Si añadís unas gotitas de colorante alimentario azul a la nata tendréis un osito azul precioso. Si preferís que sea marrón solo tendréis que cubrirlo con Nutella o Nocilla, así de fácil.

¿Os animáis a prepararla? Es muy sencilla y seguro que a los más pequeños les va a encantar.

Más información – Fiesta infantil, colorido e innovación es la clave


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *