La técnica que nuestras abuelas inventaron; la tetanalgesia

lactancia

Seguro que todos hemos oído hablar de las múltiples propiedades de la lactancia materna, de sus beneficios, de sus propiedades. Pero ¿Alguna vez has oído hablar de la tetanalgesia? ¿O del poder calmante y analgésico de la lactancia materna? Aunque no hayas oído nunca esa palabra seguro que sí que has oído a alguna mamá decir que su niño cuando está malito sólo se calma al pecho, se calma y se duerme…

¿Por qué funciona?

Todas las madres sabemos que en muchas ocasiones la única forma de calmar al bebé es poniéndole al pecho, sobre todo cuando está nervioso o tiene alguna molestia. Todas sabemos que no necesita comer, sólo necesita sentirse cerca de su madre. Sentir el calor, el olor de su madre y succionar. Es decir, es una suma de factores; la succión, el bebé se distrae al comer, el estar abrazado por su madre hacen que el bebé se sienta protegido y cómodo, teniendo un efecto tranquilizador y analgésico. A todo esto hay que añadir que uno de los efectos de la succión es la liberación de endorfinas. Las endorfinas son unas hormonas que provocan una intensa sensación de bienestar.

La tetalnagesia consiste en aprovechar este efecto para que se puedan realizar al bebé algunas técnicas incómodas o molestas y así los bebés las toleren mejor. Hay que decir que es una técnica que funciona mejor en bebés, cuanto mas pequeños mejores resultados.

llanto de bebe

¿De dónde viene el nombre de tetanalgesia?

La palabra tetanalgesia nació de un grupo de pediatras de un Centro de Salud de Getafe(Madrid), que, al darse cuenta de que cuando los niños estaban bien enganchados haciendo la toma no lloraban o lo hacían mucho menos al ponerles las vacunas que cuando no lo estaban.

Aparte de las ventajas que tiene para el bebé, que se evita un momento de estrés e incluso a veces ni se entera del pinchazo, también la mamá vive la experiencia con menos ansiedad, primero porque su niño no llora o llora poco y luego porque ella también está entretenida al darle el pecho y no presta tanta atención al profesional que va a realizar la técnica.

A mi se me ocurre que también es una forma de normalizar la lactancia materna en público, algo que ya sabemos aún hay gente que no lo ve del todo bien, que seamos los profesionales los que animemos a dar el pecho en público es una buena forma de promoción de la lactancia materna.


Categorías

Consejos, El bebé

Nati Garcia

Soy matrona, madre y desde hace un tiempo escribo un blog. Me preocupan mucho todo lo relacionado con la maternidad, la crianza y el crecimiento... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *