Tenemos los hijos tarde, tenemos pocos hijos, y esto está influyendo en los niveles de infecundidad

Fertilidad en España2

Recientemente se ha presentado el primer número de Perspectives Demogràfiques, dedicado a las tendencias de infecundidad en España, y sus posibles causas. Se trata de una publicación científica, que no está destinada únicamente público especializado. Aunque voy a presentar un resumen de las ideas principales, me llama especialmente la atención un dato: entre un 25 y un 30 % de las mujeres nacidas en la segunda mitad de los 70 no será madre.

Y se conviertiran en las más infecundas de todas las generaciones nacidas en España en los últimos 130 años

Encontramos en la web Medicina y Salud una definición de infecundidad como la incapacidad de quedar embarazada la mujer,… ; el mismo sitio apunta a que los problemas de infecundidad se acrecientan con la edad, y se extienden conforme hay un mayor número de mujeres que retrasan la maternidad (tal y como explicaba Geeta Nargund).

No existen períodos históricos en los que el 100 por ciento de las mujeres hayan sido madres; y desde luego, esto no va de decisiones individuales, sino de una tendencia que va estrechando la relación entre descendencia final e infecundidad.

Digo esto porque en otros períodos con tasas altas de infecundidad generacional, se han mantenido índices demográficos aceptables relacionados, gracias a un número elevado de hijos. La situación actual, conduce como mínimo a un envejecimiento de la población, que a medio término derivará en empobrecimiento de los servicios públicos (que se mantienen gracias a las aportaciones de de las personas en edad productiva).

Vamos con retraso

Si observáis la primera figura de la siguiente galería, veréis que en nuestro país, la edad media al tener el primer hijo, es la más alta, comparada con el resto de Europa (hemos pasado entre 1986 y 2012 de los 26 de media, a los 30 y medio).

Además, según datos de Eurostat, el número promedio de hijos por mujer en España (y en 2013), ha sido de 1,27; sólo nos “supera” Portugal

Se consideran años centrales de la vida fértil entre los 25 a los 35, por eso cuando el primer hijo llega ‘con retraso’, se considera que impacta en los niveles finales de infecundidad.

Una de las causas de este retraso, e incluso de la decisión de no tener descendencia (completamente respetable, desde luego) es el intento de ajustar las exigencias formativas y profesionales, o más bien: la presión a la que la sociedad nos somete en cuanto se nos consideran seres productivos (económicamente hablando).

Reproducirse es percibido en ocasiones como un acto innecesario, y voy más allá: hay quien ve en concebir y criar hijos, una carga que no están dispuestos a asumir. Me vais a perdonar, pero en muchos casos es así porque se nos vende la imagen de la eterna juventud, y poner el freno en el ámbito laboral, está (según sectores) muy mal visto.

Ya decía Nargund (a quien cito antes) que deberíamos dejar de transmitir connotaciones negativas de la maternidad / la paternidad; no sólo porque condicionaremos sus decisiones, sino porque esto que oímos hablar del ‘reloj biológico’ es completamente cierto. No tienen sentido los ciclos de la vida, si nos hacen creer que a cualquier edad podremos ser madres / padres, ¿por qué entonces la Naturaleza habría dispuesto las cosas de una determinada forma?

Fertilidad en España

¿Y que hay de los proyectos reproductivos?

De los visibles, pero también de los invisibles; ¿qué hay de esas parejas, o madres solas que tienen un plan en el que los hijos caben?, ¿qué hay de quien dice que no quiere criar, pero por dentro siente la frustración de no estar a tiempo?

Que serían necesarias políticas reales de conciliación, que la distribución de roles aún es muy asimétrica cuando llegan los hijos a la pareja, que los jóvenes viven en precariedad, … todo eso lo sé; lo que no sé es si nos damos cuenta de ‘hasta qué punto estamos racionalizando el hecho biológico de la reproducción’.

A partir de los 35 la fertilidad desciende, y es bueno que sea así, porque correr tras un bebé de 18 meses a los 52, debe ser agotador, y no digo tener que estar despierto de madrugada a los 65, esperando que el hijo adolescente regrese a casa a la hora que quiera él. Y sí, cuando se tienen hijos, todo se hace con gusto, pero el gusto y la energía no tienen por qué ir de la mano.

En muy pocos años nos veremos obligados a decidir sobre nuestra reproducción, hecho que condicionará para siempre nuestra disponibilidad de parentesco

Infecundidad: ¿qué está causándola?

El documento en el que nos basamos, cita cinco motivos principales:

  • Infertilidad primera (no poder concebir por razones biológicas).
  • Infecundidad deseada.
  • Infecundidad normativa: vinculada a creencias sociales en cuanto la edad apropiada para ser madre.
  • Infecundidad transitoria (cuando se pospone la maternidad hasta reunir las ‘condiciones óptimas’).
  • Baja fertilidad o infertilidad sobrevenida con la edad, a partir de los 35 años.

Tenemos los hijos tarde, tenemos pocos hijos, y esto está influyendo en los niveles de infecundidad

Hasta el momento, y desde que se disponen de registros estadísticos, la reducción progresiva de la fecundidad española, fue interrumpida de forma excepcional durante el período conocido como “baby boom”, protagonizado por mujeres que habían nacido entre 1930 y 1943, que llegaron a tener 2,5 hijos de media.

Imágenes — misselejane y benklocek
Más información — Esteve, A., Devolder, D., Domingo, A., (2016) “La infecundidad en España: tic-tac, tic-tac, tic-tac!!!, Perspectives Demogràfiques, 1: 1-4.


Categorías

Embarazo

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita... Ver perfil ›

4 comentarios

  1.   evaolaso dijo

    Muy interesante, aunque realmente triste.

    1.    Macarena dijo

      Gracias por comentar Eva.

  2.   Yehini dijo

    Muy interesante, les comparto que el pasado 13 de marzo fue el día de consientizacion de Síndrome de Patau, para quienes hemos pasado por la pérdida de nuestros hijos. Les recomiendo leer al respecto. Un abrazo a todos

    1.    Macarena dijo

      Gracias por compartirlo Yehini. Te devolvemos el abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *