Tener un bebe en casa

Hasta que no nos toca la hora de tener un bebe en casa, no sabemos realmente lo que es la desorganización de los primeros días, o incluso meses, las malas noches, la falta de tiempo para una misma, poder hacer las cosas de antes cuando queramos y no cuando un pequeño ser nos “deja hacerlas”.

Eso si, como toda moneda que tiene dos caras, también aquí presentamos la cara buena, y en ocasiones hermosas, como verle dormir plácidamente en tu pecho, su primera sonrisa inocente aunque el no sepa que significa, y su mirada cuando empiece a entender que eres su mama.

Lo que sucede que cuando tienes en casa a un bebe que ni duerme ni deja dormir, se pasa tomando el pecho a demanda todo el día, y solo quiere estar en  nuestros brazos, agota mucho y mas para las mamis, que aun estén recuperándose del embarazo y parto, entonces en estas circunstancias es difícil de vez en cuando

apreciar y disfrutar de los momentos con el bebe pues estamos realmente fatigadas. Debéis pedir ayuda si creéis que la necesitáis, a la familia y amigos, se prestaran encantados, a la mama le vendrá bien despegarse un poco del bebe y el bebe agradecerá un ratito el estar con otra persona que no sea mama, debemos desde bien chiquitos hacerlos sociables, pues ellos aprenden a habituarse a lo que  sus padres le enseñan e inculcan,  no dejemos que extrañe a los conocidos como es la familia, un niño comunicativo es aún más feliz si cabe.

Fuente: mi bolso


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *