Consejos para tener una buena higiene en casa con niños

Cuando hay niños en casa nuestro hogar deja de ser aquel lugar limpio y ordenado que era antes. Juguetes, libros, muñecos… invaden la casa, ya no tenemos tanto tiempo y nos preocupa si la casa estará lo suficientemente limpia. Os dejamos unos consejos para tener una buena higiene en casa con niños para aclarar todas vuestras posibles dudas y ayudaros a conseguirlo.

Limpieza y niños

Cuando hay niños lo más seguro es que tu casa sea un caos, pero la limpieza no debe dejar de ser una de tus prioridades. Los más pequeños corretean por el suelo, se les caen cosas y las meten en la boca… No podemos esterilizar la casa entera, ni tampoco sería bueno ya que su sistema inmunitario no se desarrollaría adecuadamente. Pero si podemos seguir una serie de consejos para mantener la casa limpia y estar tranquilos.

Seguramente necesitéis cambiar de rutinas a la hora de limpiar, ya que no tendréis tanto tiempo. La organización es vital para que podáis aprovechar al máximo el poco tiempo que tenéis ahora. División de tareas entre los padres, aprovechar mientras duermen, limpiar cada día un poco para que no se acumule… Además según los niños se vayan haciendo mayores debemos incluirlos en las rutinas de orden y limpieza según su edad y capacidades. No os perdáis el artículo “cómo enseñar a tus hijos a colaborar en casa”, os ayudará mucho a ir introduciendo pequeñas tareas en casa.

Lo primero que debemos hacer es saber cuáles son las zonas de nuestro hogar donde más tiempo están los niños. Hay es donde hay que centrar la mayor parte de nuestra energía para que esté limpia e higiénica.

Consejos para tener una buena higiene en casa con niños

  • Suelos. Es la zona que más se ensucia y donde más tiempo están los niños, por lo que hay que tener especial cuidado con estas zonas. Debemos limpiar y desinfectarlos los suelos bastante a menudo, teniendo especial cuidado con la toxicidad de los productos de desinfección. Según el producto si es muy tóxico como la lejía es mejor diluirlo en agua y ventilar bien, aprovechando cuando los niños no estén. Recuerda ponerlos fuera del alcance de los niños.

  • Camas. Cada día hacer las camas y ordenar de habitación. Lo ideal es que según vayan creciendo sean ellos los que ordenen su cuarto antes de dormir y hagan su cama por las mañanas.
  • Los baños. Suele ser un sitio de mucho trajín de toda la familia por lo que debe estar limpio y también desinfectado.
  • Reduce detalles de decoración. Seguro que te encantaban cuando no había niños, pero seamos sinceros acumulan mucho polvo además de que son un riesgo ya que los niños pueden romperlos y hacerle daño. Guarda todo lo que sea frágil, deja solo lo imprescindible y así tendrás menos que limpiar.
  • Utiliza cajas o armarios para guardar las cosas. Visualmente estará todo más recogido y ordenado, ya no se verá todo por el medio. Te ayudará a la hora de limpiar poder poner todos los juguetes juntos en un mismo sitio.
  • Haz un planning semanal. Crear un planning con todas las tareas del hogar y quien hará cada una os ayudará mucho para planificaros. Así cada miembro de la casa sabrá lo que tiene que hacer y todo será mucho más fácil.
  • Todo lo que puedas hacer en 5 minutos, hazlo en ese momento. Si hay alguna tarea como fregar unos platos, pasar una escoba o limpiar un espejo que se puede hacer en 5 minutos, hazlo. Porque si dejas todas esas tareas para el fin de semana ya no serán 5 minutos, sino que serán 2 horas por todos esos 5 minutos de tareas que fuiste postergando. Si lo vas haciendo a los pocos el trabajo no se habrá acumulado, y será más fácil limpiar.

Porque recuerda… no te estreses si tu casa no parece como las de las revistas que tan poco reales son.


Sé el primero en comentar