Tengo un hijo con diabetes, ¿ahora qué?

La diabetes de tipo 1 es una enfermedad crónica, en la actualidad, es la enfermedad con más presencia en la infancia. Uno de los datos más preocupantes, es que en los últimos años se ha reducido la edad en la que aparece esta patología, ya que hace algunos años era más frecuente en la adolescencia y a día de hoy, la edad de incidencia se calcula alrededor de los 6 años.

La diabetes mellitus es un conjunto de enfermedades que afectan al metabolismo, el trastorno en la producción de insulina, provoca que los niveles de azúcar en la sangre sean elevados. El páncreas, es el encargado de producir la hormona llamada insulina, un elemento imprescindible para que las células puedan transformar la glucosa en energía.

El aumento del azúcar en sangre o glucemia, puede estar causado por el fallo en la producción de la insulina. Pero también puede deberse a que esta hormona, no hace su trabajo de forma correcta. Incluso la diabetes mellitus de tipo 1 puede deberse a ambas causas. Las consecuencias de esta patología pueden ser bastante graves si no se controla adecuadamente.

La diabetes mellitus de tipo 1 en la infancia

La diabetes mellitus es una enfermedad crónica, es decir, es una enfermedad de larga duración que hay que controlar muy bien. De lo contrario, los efectos podrían afectar a la vida del niño en distintos grados. Un nivel alto de glucosa en la sangre de forma constante, puede producir trastornos en el funcionamiento de distintos órganos como los ojos, los riñones, el corazón o los vasos sanguíneos.

Si tienes un hijo con diabetes, es fundamental que sigas a conciencia el tratamiento que el especialista determine para el pequeño. Es un trastorno que al principio causará mucho sufrimiento y desconcierto para toda la familia. Tanto los padres como el propio niño, tendréis que aprender a controlar el nivel de glucosa en sangre. También tendréis que aprender a inyectar la insulina que ayuda a mejorar esta condición.

Aunque pueda resultar una situación complicada, es importante que el niño comprenda la importancia de controlar su enfermedad. Para lograrlo, tendrás que hablar mucho con tu hijo y explicarle bien en qué consiste, de forma que lo pueda comprender.

El tratamiento para la diabetes en niños

El tratamiento para controlar la diabetes se basa en tres pilares fundamentales:

  • La educación sobre la enfermedad
  • Alimentación saludable, actividad física e insulina
  • El autocontrol

El primer punto hace referencia a lo que mencionábamos más arriba, es necesario que el niño reciba una educación sobre su enfermedad. Si tu hijo no comprende la importancia de seguir su dieta, cuando tu no estés presente se saltará las normas poniendo en peligro su salud. No se trata de asustar al niño, solo tiene que conocer los riesgos que conlleva no seguir correctamente su tratamiento.

La dieta es fundamental en el tratamiento de la diabetes, el especialista te dará las pautas a seguir en la dieta de tu hijo. Toda la familia debe estar implicada en esta cuestión, ya que los malos hábitos pueden afectar a todos de la misma manera. Si toda la familia se alimenta mejor y se adapta en la medida de lo posible a la dieta del pequeño, este se sentirá muy apoyado emocionalmente.

De igual manera, la actividad física es imprescindible tanto para prevenir la enfermedad como para su tratamiento. De nuevo, toda la familia debe implicarse en esta cuestión para ayudar al pequeño a cumplir con sus metas. Además del deporte que el niño tendrá que practicar para mejorar su salud, procura organizar actividades en familia que impliquen ejercicio.

En cuanto a la insulina, afortunadamente hoy en día existen métodos que facilitan este proceso a los niños. Tanto para el control del nivel de glucosa en sangre, como para la administración de la insulina, puedes acceder a sistemas creados para los pequeños. Una vez que aprenda el funcionamiento, el niño no tendrá problema para utilizarlo de forma correcta.

Fomenta los hábitos de vida saludable

La prevención en la infancia es fundamental, este tipo de enfermedades que merman de distinta forma la calidad de vida de los pequeños, es evitable en muchos casos. Adquirir unos hábitos de vida saludable es primordial, basados en una alimentación saludable y la actividad física. Evita a toda cosa el sedentarismo, la obesidad infantil es la causa principal de la diabetes de tipo 1 en niños.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Salud

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.