Terapias alternativas de control del dolor en el parto

metodos alternativos en el parto
Durante el parto tenemos varias posibilidades a la hora de afrontar el estrés y el dolor. Actualmente un porcentaje muy elevado de mujeres opta por utilizar la analgesia epidural pero si esta no es tu intención en este articulo vamos a hablar de otras terapias alternativas.

Posibilidades

  •  El acompañamiento constante de la mamá durante el parto. Existen múltiples estudios que confirman el impacto positivo de que la mamá esté acompañada, la comunicación adecuada entre las mujeres  y sus acompañantes durante el proceso de parto, así como los profesionales que les atienden, influye de forma decisiva en la percepción del parto de una forma positiva. La participación de una persona cercana de tu elección te ofrece seguridad, afecto y satisfacción en la experiencia. En todos los Centros Sanitarios que conozco no solo os dejarán estar acompañadas sino que os animarán a ello. Yo creo especialmente recomendable la presencia del padre, parte fundamental de la pareja y fuente de apoyo constante.

acompañando

 

  • La inmersión en agua caliente durante la fase de dilatación favorece la relajación, reduce la ansiedad y estimula la producción de endorfinas(sustancias segregadas por ciertas glándulas del cerebro. Tienen efectos similares a la morfina, disminuyen el dolor,provocando una sensación de bienestar y de relajación). La inmersión en bañera es útil a partir de la fase activa del parto, puedes sumergirte continua o alternativamente durante el trabajo de parto. La temperatura del agua no debe ser superior a los 37 ºC y que hayas roto la bolsa no contraindica su uso.
  • Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS). Hay algunas evidencias de que esta técnica provoca el alivio del dolor durante el trabajo de parto y no parece tener otras repercusiones negativas para las madres o los recién nacidos, aunque su utilidad real está en controversia . Se basa en que los estímulos procedentes del TENS(aparato que provoca impulsos eléctricos para su aplicación mediante unas pegatinas que se aplican sobre la piel en unos puntos determinados)  viajan con más rapidez que los estímulos dolorosos, bloqueando la transmisión de percepción de dolor de estos últimos a nivel cerebral. Además, parece influir en la secreción de endorfinas, aumentando sus niveles. Los electrodos se colocan a ambos lados de la columna a nivel lumbar. Es la propia mamá la que, mediante un pulsador puede controlar el TENS y aumentar el momento y la intensidad de la corriente eléctrica durante el dolor en las contracciones. Es un dispositivo portátil que permite que nos podamos mover durante su utilización y es fácil de usar. La indicación es utilizarlo durante la fase de dilatación, al inicio, cuando el dolor no es muy intenso.
  • Acupuntura: Aunque no se ha podido establecer una conclusión acerca de su eficacia en el parto, las mujeres que la utilizan presentan una demanda menor de otros tipos de analgesia. Todas las guías insisten en que necesita más estudios para evaluar su efectividad y se necesita formación en el tema para poder ponerla en práctica.
  • Técnicas de relajación: Proporcionan calma, tranquilidad y consiguen aliviar la tensión muscular. Disminuyen la ansiedad, debido a la distracción de la mamá respecto al dolor y, por tanto, disminuye su percepción. Es importante que tengamos claro que estas técnicas deben aprenderse y entrenarse con anterioridad al parto. Se trata de técnicas muy populares, ampliamente utilizadas y en las que, seguramente, te instruirán durante los cursos de preparación al parto. Una de las mas utilizadas son las famosas “respiraciones” y otra que a mi particularmente me gusta mucho es la “Noesiterapia”, ambas las desarrollaremos mas ampliamente en otras entradas.
  • Masaje: al producirse una manipulación de la musculatura, sobre todo en la zona lumbar, ayuda a relajar la tensión acumulada y a calmar a la mamá, aparte del efecto beneficioso que aporta a su vez el acompañamiento y el contacto físico. También aumenta el flujo sanguíneo, la oxigenación de los tejidos y favorece la relajación. Es importante que tu acompañante tenga en cuenta que debe estar atento a lo que le transmites, puede que no te apetezca que te den masaje, incluso a veces te puede resultar desagradable, si este es el caso mejor dejarlo.
  • Óxido Nitroso: Se utiliza una mezcla: 50% Oxígeno y 50% Óxido Nitroso. El efecto al inhalarlo es neutralizar las transmisiones nerviosas cerebrales, entre ellas las del dolor. La persona al tomarlo siente un mareo y relajación agradables que puede dar lugar a la risa cuando no hay dolor. La forma de utilización es muy sencilla, la mamá debe sostener la pipeta con la mano y colocarla en la boca para succionar, porque el gas sólo sale si se succiona. El gas se elimina inmediatamente, sin dejar rastro a los 2 minutos en el cuerpo, y  no afecta al bebé, sólo a nivel cerebral de la madre, por lo que se considera que no tiene ningún riesgo para el bebé. Lo más importante es el momento en el que se empieza a aspirar el gas, es importante que cuando la mamá nota que le va a llegar una contracción empiece a succionar. En el pico de la contracción también llegará el pico de la analgesia, de manera que disminuye la sensación dolorosa. La mayoría de mujeres que lo utilizan de forma adecuada están muy satisfechas y es frecuente que no necesiten otro tipo de analgesia. No se debe aspirar constantemente porque puede dar lugar a mareo e incluso sensación nauseosa.

otra forma de parir

  • También existen estudios que demuestran que adoptar una posición vertical, caminar y realizar ejercicios de basculación de pelvis (puede hacerse sobre una pelota de pilates o simplemente moviendo tu cadera) disminuye la duración del parto así como la sensación de dolor y estrés. Seguramente en los cursos de preparación al parto te explicarán las posibilidades y los movimientos adecuados.

Pero…

La ventaja de todos estos métodos frente a la analgesia epidural es que no impiden a las mamás empujar, moverse y caminar o estar en cualquier posición tanto durante la dilatación o el expulsivo: acostada, semirecostada, sentada en el taburete, a cuatro patas, de pie, en cuclillas. El problema es que no en todas las maternidades están disponibles, aunque la mayoría te ofrecen la posibilidad de escribir un plan de parto para valorar tus preferencias y poder adaptar así tus necesidades con lo que realmente te pueden ofrecer.

 


Categorías

Varios
Etiquetas ,

Nati Garcia

Soy matrona, madre y desde hace un tiempo escribo un blog. Me preocupan mucho todo lo relacionado con la maternidad, la crianza y el crecimiento... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *