Test Prenatal No Invasivo, ¿cuándo hacerlo y cómo interpretarlo?

mama premama

El test prenatal no invasivo es una prueba con la que poder detectar alteraciones cromosómicas en el ADN fetal a través de la sangre materna. Ofrece una fiabilidad del 99% y no supone riesgo ni para la madre ni para el feto, pudiéndose realizar a partir de la 10ª semana de gestación.

A través de una sencilla extracción de sangre de la madre, se puede detectar el ADN libre que circula en el plasma materno. Así, mediante tecnología de secuenciación y análisis bioinformático avanzado, permite conocer el sexo del bebé y detectar posibles anomalías cromosómicas como trisomía 21 (Síndrome de Down), trisomía 13 (Síndrome de Patau), trisomía 18 (asociada al Síndrome de Edwards) y aneuploidías asociadas al par de cromosomas sexuales.

¿Cuándo hacer el test prenatal no invasivo?

Una de las grandes ventajas del test prenatal no invasivo es que puede ser realizado entre la semana 9 y la 10 del embarazo. Llegado tal momento, debe ser el especialista en ginecología quien recomiende la realización de la prueba y el momento óptimo para cada paciente, según sus antecedentes y circunstancias de embarazo.

test prenatal

Además, al ser una prueba que no afecta ni a la madre ni al feto, puede ser de gran ayuda para cualquier mujer que esté esperando un bebé, independientemente de que sea de feto único o múltiple. Sin embargo, se trata de una prueba especialmente recomendada para mujeres cuya edad materna es de 35 años o más, ya que, cuanto mayor sea la edad de la madre, más riesgo tiene el bebé de sufrir un problema genético. También es altamente recomendable si en una ecografía se aprecian sospechas de problemas genéticos en el feto, si la madre ya ha sufrido alteraciones cromosómicas en otros embarazos o si la madre ya cuenta con alteraciones genéticas que puedan afectar al feto.

¿Cómo interpretar los resultados de un test prenatal no invasivo?

El test prenatal no invasivo permite cribar y detectar posibles anomalías cromosómicas fetales durante el embarazo. Se trata de una prueba mínimamente invasiva con la que poder asegurar que no existe ningún tipo de anomalía cromosómica, pero ¿cómo interpretar los datos de este test prenatal?

Una vez la prueba ha sido realizada, los resultados suelen estar en 7-10 días. Es entonces cuando se pueden sacar conclusiones en función de los datos obtenidos. Hay que tener en cuenta que los resultados del test son numéricos y el resultado será con base en un porcentaje:

    • Bajo riesgo o negativo: cuando el test es negativo o de bajo riesgo, significa que no existe apenas probabilidad de alteraciones cromosómicas.
    • Alto riesgo o positivo: en caso de que el test sea positivo, será necesario realizar otras pruebas diagnósticas con las que confirmar con certeza la alteración cromosómica.
    • No concluyente: en pocas ocasiones el test prenatal no invasivo es no concluyente. En caso de que esto suceda, es recomendable repetir el test un tiempo después.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.