Tiempo para pensar… para padres

Estamos acostumbrados a que el tiempo para pensar se emplee sobre todo par los niños. En principio los adultos no necesitamos ese tipo de reflexión porque somos nosotros los que debemos enseñar a reflexionar y encontrar las emociones y las buenas acciones a los niños, ¿verdad? Pues en realidad, los padres necesitan incluso más tiempo para pensar que los propios hijos.

¿Por qué? Porque un padre con las emociones exacerbadas no podrá enseñar a su hijo a calmarse o a entender sus emociones. Es primordial que primero un padre entienda sus propias emociones para que de esta manera después, pueda guiar de la mejor forma a tus hijos.

Cómo es el tiempo para pensar de los padres

Mientras te relajas al final del día, una vez que los niños están en la cama puede parecer ideal en teoría, probablemente estés demasiado cansado para disfrutarlo. ¿Qué tal si te das un poco de tiempo de calidad en la mañana? Al levantarse 15 o 30 minutos antes del comienzo oficial del día con su familia, puede disfrutar de una taza de café o té a tu gusto. Sentarse afuera y disfrutar de los sonidos de las aves con tu mascota o simplemente saboreando la soledad.

Evita la trampa de la culpa

Quizá esto te haga sentir culpable por no pasar el máximo de tiempo con tus hijos, pero deja de pensar así porque necesitas este tiempo extra para después, ser el mejor padre o la mejor madre. La culpa es en parte lo que pensamos que deberíamos estar haciendo y en parte la influencia de lo que se considera ser una ‘buena madre o un buen padre’.

Ten en cuenta que nadie es perfecto. Ni siquiera tú. Concéntrate en lo que estás haciendo y por qué lo estás haciendo. Por lo general, esa pequeña persona está justo en el centro de todo, motivando todo lo que haces… ¿o no? Al final, mientras que las cosas grandes son importantes, las cosas pequeñas tienen más peso del que pensamos, desde hacer palomitas de maíz, compartir un batido, mirar televisión o cenar juntos… estás creando recuerdos especiales que continuarán mucho después de tu sentimiento de culpa.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.