¿Tienes hijos en edad escolar? Enséñales a preparar sus exámenes (3º a 5º Primaria)

niño estudiando

Los niños a partir de 3º de Primaria necesitan prepararse algunos exámenes y pruebas bastante importante para ellos, y es que comienzan los exámenes y según el sistema educativo actual, necesitan aprobarlos para poder tener éxito académico. Es importante que si tienes hijos en edad escolar, puedas enseñarles a preparar sus exámenes y que no se frustren porque piensen que no son capaces. Con tu guía y ayuda podrán superar cualquier examen.

Los exámenes son momentos importantes en la vida escolar de tus hijos. Los niños más pequeños necesitan más ayuda que los niños más mayores para la preparación de los exámenes. La orientación que los padres les proporcionan en las primeras etapas, les permitirá entender a los niños cómo deben estudiar con disciplina y con dedicación ahora y en el futuro.

Con los niños más pequeños se necesitará dedicar más tiempo, y los que son algo más mayores pueden presentar otro tipo de problemas como que no quieran estudiar, desobediencia o que se rebelen, por lo que necesitarán más empatía, compresión y tacto a la hora de poder ayudarles con el estudio. A continuación te voy a dar algunos consejos para poder ayudar a tus hijos ante los exámenes si están entre 3º y 5º de Primaria.

La preparación es importante

Para que un niño empiece a estudiar y que se dé cuenta de que es algo importante que debe hacer, es necesario que pueda tener las condiciones necesarias antes de nada para poder llevar a cabo la actividad de estudio. Está totalmente prohibido permitir que un niño estudie mientras ve la televisión o mientras está haciendo otras cosas que puedan distraerle de su concentración ante los conocimientos que debe adquirir. Si bien es cierto que es necesario ser flexible y adaptarnos a las necesidades de los pequeños (para no agobiarles y que se frustren) es importante establecer unas rutinas que le ayuden a concentrarse.

Ideas para decorar la habitación de estudio

Para conseguirlo será necesario tener algunos aspectos en cuenta:

  • Tener un lugar fijo de estudio donde el niño/a pueda estudiar tranquilo/a y sin distracciones. Su dormitorio o una habitación de estudio sería lo ideal. Es totalmente necesario evitar que los niños estudien en zonas comunes o de paso.
  • Crear un buen ambiente de estudio. La habitación deberá estar bien iluminada, que no haya mucho calor ni mucho frío, es decir, con una temperatura óptima. Es necesario que tenga una buena iluminación tanto natural como artificial para que los niños puedan estudiar sin que se les canse la vista.
  • Es necesario que tengan un escritorio donde poder estudiar y donde poder tener todo lo que necesiten en cuanto al estudio a mano. Así mismo, es importante que dispongan de una buena silla ergonómica para facilitar la postura.
  • Los dispositivos móviles o cualquier pantalla deberá estar fuera de su alcance en los momentos de estudio.
  • Deberán realizar períodos de descanso de 10 minutos por cada 50 minutos de estudio.

El estudio nunca debe dejarse para último momento

Nunca se debe permitir que los niños pospongan su estudio hasta un día antes del examen. Debe tener la constancia de estudiar cada día después de la escuela los contenidos que han dado en clase, y después cuando se acerque un examen deberá estudiar el temario correspondiente en la hora de estudio dedicada a los exámenes.

Si deja el estudio para el último día, sólo conseguirá aumentar sus niveles de ansiedad y estrés. La preparación para un examen es la clave del éxito. Como padre o madre no deberás escuchar ninguna excusa para posponer el estudio ni tampoco creas el “es muy fácil” o “ya me lo sé todo”. El mejor curso es aquel que se estudia cada día, incluso si no es posible hacer esto, entonces debes garantizar que el niño o la niña empiece a preparar los exámenes al menos con dos o tres semanas de antelación.

Técnicas de estudio

Conoce a tu hijo para saber qué necesitan

Lo que no necesitan los niños es que los padres les agobien o les obliguen a estudiar. Los niños deben ponerse a estudiar por voluntad propia y porque consideran que es lo mejor para ellos y para su éxito académico. Un niño que no quiere estudiar no importa que esté 3 horas encerrado en su dormitorio, no estudiará bien y todos, habréis perdido el tiempo.

Es necesario que conozcas bien a tu hijo para saber qué es lo que necesita exactamente para garantizar su éxito académico. No te impongas ante tus hijos, sólo busca y encuentra qué es lo que necesitan. Algunos niños requieren más apoyo, mientras que otros son capaces de estudiar por su cuenta y conseguir buenos resultados… esto dependerá de la naturaleza de tus hijos. Pero sea cual sea su naturaleza, ellos deben saber que estarás a su lado para ayudarles todo el tiempo, así sentirán la importancia del estudio y la seguridad de tu apoyo si lo necesitan.

No basta con leer

Hay padres (y niños) que piensan que sólo leyendo la materia es una buena forma para poder estudiar, pero la realidad es que los niños necesitan leer, comprender y recordar los conceptos para poder desarrollarlos en el examen. Por eso es importante que los niños empiecen a leer, a comprender, a subrayar las ideas más importantes, a organizarlas en esquemas y sobre todo, a repasar. Para el repaso deberás hacerles preguntas al azar sobre el tema para saber que han entendido lo que han estudiado (y que no han hecho un estudio de memoria sin compresión, algo que no sirve en absoluto para un examen ni para obtener el conocimiento).

Lugar de estudio

Otras cosas importantes para ayudarles

  • Crear una rutina de estudio, con un calendario y horario de actividades
  • Potenciar el estudio de las asignaturas que presentan más dificultades, ofrecerles apoyo profesional si es necesario
  • Confiar en los hijos y en sus habilidades
  • Ofrecerles apoyo emocional y académico
  • Enseñarles técnicas de relajación para los momentos más complicados
  • Los niños deberán estar bien alimentados y haber dormido suficiente para rendir bien en el estudio

Con estos consejos será más fácil que los niños/niñas puedan estudiar con éxito para un examen, pero recuerda que en estas edades, necesitarás de tu apoyo y comprensión… sin agobios y sin amenazas. Ellos deben comprender a través de tu cariño lo importante que resulta el estudio para su porvenir.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *