Tipos de motivación

Tipos de motivación La motivación es uno de los impulsos que permite una cierta continuidad en las acciones que se realizan y acercan a la consecución de proyectos futuros. Esta motivación influye en el aprendizaje y el aprendizaje en la motivación. Por lo que al motivar a los niños a lees, investigar… estamos potenciando el aprendizaje de determinados contenidos. El grado de motivación afecta a la percepción y es por ello que las personas tenemos más dificultades para ver en el ambiente o en nosotros mismos aquello que nos resulta desagradable.  Como señalaba Bandura (Psicólogo de 1977) la persona anticipa el resultado de su conducta a partir de creencias y valoraciones que hace de sus capacidades.  Existen dos tipos de motivaciones:

  • Motivación intrínseca: Se da cuando el niño realiza una actividad por sí mismo, sin que haya ningún incentivo externo sino que el propio incentivo el la propia conducta . Puede realizarse por placer, sensación de éxito, curiosidad, deseo de saber… Como por ejemplo cuando realizan algún hobby (pintar, jugar al fútbol o alguna actividad en la que quieren superarse ellos mismos. Esta motivación es necesaria para empezar rutinas como ir a la escuela o empezar un trabajo.  Para fomentar esta motivación en los niños es necesario proporcionar ambientes nuevos y realizar actividades diferentes a las que realiza normalmente como artísticas o intelectuales y que despierten su interés, teniendo en cuanta claro está sus gustos y aficiones sin imponer los nuestros. Hay que proporcionar experiencias en las que los niños puedan controlar el ambiente que lo rodea, tomar sus propias decisiones y organizarse.

Tipos de motivación

  • La motivación extrínseca:  Esta aparece cuando lo que atrae al niño no es la acción en sí misma sino lo que recibe a cambio de realizarla. Lo que motiva a hacer algo son los factores externos como recompensas ( dinero, caramelos, regalos…)  o evitar los castigos.  Esta motivación utilizada muy seguido puede ser un error para los padres ya que de esta manera no se aprenden las cosas, sino que se realizan con el fin de conseguir algo. Cuando queremos que un niño realice una actividad que nunca ha realizado podemos usar esta motivación en forma de pacto del tipo, si haces esto  te dejaré hacer tal cosa que sí te gusta. De esta forma puede que esa actividad le guste y no tengamos que usar más la motivación extrínseca en otra ocasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *