Tipos de grupos sanguíneos y riesgos en el embarazo

grupos sanguíneos

Quizás te hayas preguntado qué es eso de los grupos sanguíneos, y qué influencia tiene a la hora de quedarse embarazada o en la propia salud del bebé. Pues bien, aprovecharemos que hoy es el Día del Donante de Sangre para resolver tus dudas.

Para empezar te diremos que una cosa es el grupo A, B, AB u O (no cero, como se decía antes). Estas son el tipo de proteínas que están o pueden estar en la superficie de los glóbulos rojos, son los antígenos. Y otra cuestión es el factor Rh, que puede ser positivo o negativo.

Tipos de grupos sanguíneos y Rh

Te explicamos de forma sencilla qué tipos de grupos sanguíneos existen y porqué se clasifican así. Los antígenos, las proteínas de los glóbulos rojos, inducen a la formación de anticuerpos, el sistema inmune los reconoce como una amenaza. Por tanto si eres del grupo A, contiene el antígeno A, el B el del B, el AB los dos y el O (cero) no tiene antígenos. Para que tu sangre no se “mezcle” con otra es por lo que tiene anticuerpos contra los antígenos opuestos. Por tanto el que no tiene, puede donar sangre a todos.

Y ahora hablemos de los Rh. El factor Rh es una proteína de algunos glóbulos rojos. La mayoría de las personas tienen esta proteína, son las Rh positivas, pero hay otras que no, son Rh negativas. Es el factor Rh el que desempeña un papel importante en la salud del bebé. Por eso es fundamental que desde el principio del embarazo sepas tu grupo sanguíneo y el del padre.

Si el padre o la madre tienen el mismo Rh, ya sea negativo o positivo hay compatibilidad, pero si no es así, se produce la incompatibilidad de Rh. El grupo en sí no importa, si es A, B, AB u O, lo importante es el factor Rh. Esta incompatibilidad no suele ser un problema en el primer embarazo, pero hay que tener más cuidado en los siguientes.

Consecuencias en el embarazo de la incompatibilidad de Rh

El diario de embarazo

En el primer embarazo no suele haber problemas a la hora de que éste se desarrolle. Una madre con Rh negativo, y un padre con Rh positivo, tienen posibilidades de que su hijo sea positivo o negativo.

Si el feto es negativo y la madre también no hay ningún riesgo ni para él, ni para la madre; pero si es positivo, puede ocurrir que la sangre del feto y de la madre se mezclen. Normalmente esto no ocurre en el embarazo, pero sí en el momento del parto. Entonces, a partir de ese minuto la sangre de la madre detectará el Rh + del bebé, como una amenaza, y generará anticuerpos contra ella.

En el siguiente embarazo, si el bebé es positivo, la madre detectará a estas células como “enemigas” y las atacará por contener las proteínas Rh positivas de este grupo sanguíneo. Esta situación puede provocar un aborto, la interrupción del embarazo antes de que el feto sea viable o la muerte fetal en el útero.

¿Cómo se puede tratar la incompatibilidad de Rh?

Lo primero es conocer los grupos sanguíneos del padre y la madre. Si es tu segundo u otro embarazo, y eres Rh negativa, recuerda el grupo de los anteriores padres, o avisa si has tenido abortos anteriores.

Tu médico, si ve riesgo de incompatibilidad por los tipos de grupos sanguíneos, te administrará dos inyecciones de inmunoglobulina Rh. La primera inyección se suele poner sobre la semana 28, y la segunda 72 horas antes de dar a luz, o en el momento del parto. Estas inyecciones funcionan a modo de vacuna.

Si estás embarazada, eres Rh negativo, y quieres saber si estás sensibilizada al factor Rh tendrás que someterte a la prueba Coombs indirecto. Si el resultado es negativo podrás seguir normalmente el desarrollo del embrazo, pero si es positivo habrá que determinar el grado de sensibilidad, pues dependiendo de éste se relaciona con el grado de destrucción de la sangre del bebé. En muy contadas ocasiones, en las actuales circunstancias el bebé recibe transfusiones de sangre. Estas transfusiones especiales pueden hacerse antes de nacer, transfusiones fetales intrauterinas, o después del parto.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.