¡¡Todo el día con el bebé en brazos!!

Niños en brazos

Los bebés que cada vez se hacen mucho más grandes (entre los 12 meses y 3 años) establecen un vínculo con los progenitores, que ha estos puede resultarles algo fastidioso, puesto que nada más que quieren que lo cojan en brazos.

Esta manera de pedir atención constantemente es porque el bebé se va haciendo mucho más independiente. Explora todo el mundo que le rodeo olvidándose de que sus padres están a su alrededor, por lo que busca algo de consuelo en los mismos.

Sin embargo, hay que tener cuidado con este acto de cogerlo en brazos siempre que el quiera o lo demande, puesto que se acostumbra a hacerlo y ya no abrá quien lo pare. Para cogerlo en brazos debe de haber un motivo clave por el que el bebé demanda que lo coja, por ejemplo que se haya asustado con alguna cosa, animal o cosa.

Niños en brazos

El bebé tan sólo busca algo de seguridad y afecto, pero también, lo puede hacer porque está cansado o quiere que le prestéis atención en ese momento. Si neceita cualquier cosa, debéis de atenderle para saber que le pasa y satisfacer así sus necesidades (por ejemplo, hacer pipi).

Sin embargo, también hay que poner límites, puesto que si lo coges continuamente nada más quejarse y sin necesidad de pedir, creará un hábito rutinario muy difícil de eliminar cuando sea más grande. Por ello, escúchalo y calmalo sin cogerlo, puedes optar por entretenerlo con otra cosa.

Niños en brazos

Por último, si este acto de coger en brazos se convierte en un llanto y en un exceso rutinario, intenta explicarle que en cada momento no se puede coger en brazos porque estás haciendo otra cosa. De esta manera, el bebé al ver a mamá ocupada no exigirá que lo cojan en brazos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *