Todo lo que debes saber sobre el líquido amniótico

Curiosidades del embarazo

El líquido amniótico es el líquido que rodea al feto durante el embarazo. Dicho líquido tiene la finalidad de proteger el buen desarrollo del feto dentro del útero. Se trata de un fluido líquido que mantiene caliente al feto y lo alimenta gracias a las proteínas que contiene.

Acto seguido te hablamos de todo lo que debes saber sobre el líquido amniótico y de la importancia que tiene para el propio feto.

La formación del líquido amniótico

El líquido amniótico se forma a partir de la cuarta semana de embarazo y está formado por numerosos nutrientes como proteínas o carbohidratos que ayudan a que el feto se desarrolle perfectamente. A partir de la cuarta semana, el líquido va aumentando de una manera considerable y a partir del cuarto mes de embarazo, la mayoría de dicho líquido es producido por el riñón del feto.

El feto va renovando el líquido varias veces al día. En los últimos meses del embarazo la mayoría de dicho líquido está compuesto de la orina del propio feto. Se puede producir algún problema para el feto cuando en dicho líquido entra alguna cantidad de meconio o heces del feto.

Cuál es la cantidad de líquido amniótico que debe haber

La mayor cantidad de líquido amniótico dentro del útero se produce alrededor de las 34 o 35 semanas de gestación. Concretamente la cantidad aproximada es de unos 1000 ml de líquido amniótico. Antes de dar a luz, el bebé está rodeado por cerca de 600 ml de dicho líquido.

En el momento del parto, en muchas ocasiones se analiza el líquido amniótico por si hubiera algún que otro resto de meconio del bebé y poner en riesgo la propia salud del pequeño. Lo normal es que el color de dicho líquido de un color claro para descartar cualquier problema en la salud del bebé. Si por el contrario el color del líquido amniótico es verdoso u oscuro es muy posible que en el líquido haya restos de heces del bebé.

Infección de orina en el embarazo

Para qué sirve el líquido amniótico

El líquido amniótico tiene las siguientes funciones en relación con el buen desarrollo del feto:

  • Gracias al líquido el feto puede moverse en el útero sin problema alguno. Ello va a permitir que el feto pueda desarrollar su sistema óseo.
  • Otra de las funciones del líquido amniótico es el de permitir el desarrollo de los pulmones.
  • El líquido amniótico ayuda a mantener una buena temperatura corporal del feto dentro del útero.
  • Una última función del líquido amniótico es la de proteger al feto de posibles golpes que pueda sufrir durante todo el proceso de gestación.

Por qué se pierde líquido amniótico

Puede haber una pérdida del líquido amniótico debido a una fisura en la propia bolsa amniótica o debido a la rotura de aguas propia del parto. La mujer en cuestión se da cuenta de que ha perdida líquido amniótico debido a que su ropa interior se ha mojado con un fluido líquido y acuoso. Si se moja al final del parto es posible que se trate de la rotura de aguas.

La famosa rotura de aguas se produce cuando la bolsa amniótica libera todo su contenido, saliendo al exterior todo el líquido. Es algo normal por lo que no hay que asustarse en absoluto.

El líquido amniótico también se puede perder debido a la realización de una amniocentesis. En tal caso es bueno el llevar una observación de la misma debido al riesgo de infección que puede haber para el propio feto.

En definitiva, el líquido amniótico es realmente importante para el desarrollo del feto y para que el bebé salga al exterior con la mejor salud posible. Aparte de los nutrientes que aporta al propio feto, el líquido va a proteger al pequeño de posibles golpes que pueda sufrir la madre en la zona. En los últimos años se ha podido descubrir que el líquido amniótico es una fuente realmente rica de células madre.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.