Todo lo que debes saber sobre las heces del bebé

Heces de color amarillo en niños

Las heces del bebé va cambiando con el paso de los meses y según el color y la consistencia que tenga, puede indicar si el pequeño tiene algún tipo de problema de salud.  La primera caca que expulsa el bebé tiene el nombre de meconio y es importante que la expulse para que pueda digerir sin problema alguno la leche.

Esta caca que va a expulsar el bebé tiene un olor bastante fuerte y de color verde oscura además de ser muy pegajosa. Con el paso de los días, las heces dejan de ser tan  oscuras dando lugar a un color verdoso. Al final terminan por ser de color mostaza o amarillenta con pequeños grumitos, fruto de lo diferentes alimentos que ingiere.

La consistencia de la caca del bebé

En el caso de que el bebé se alimente de leche materna, lo normal es que las heces sean blanditas y de una consistencia parecida a la diarrea. Si por el contrario, el bebé se alimenta de leche de fórmula, las heces son de color amarillo y más duras. Ello de se debe a que la digestión de la leche de fórmula es mucho más lenta que la leche materna.

De todas formas, la caca del bebé no debe ser nunca demasiado dura ya que ello puede indicar que el bebé está tomando poco líquido o que elimina demasiado por culpa de las altas temperaturas o la fiebre.

Colores de las heces

Las heces de los bebés pueden cambiar de color de manera puntual pero no debe producirse de forma habitual. Ello se debe a lo que el pequeño toma y es que la ingesta de determinados cereales puede hacer que las heces sean algo más verdosas de lo normal. Por el contrario, la ingesta de hierro provoca que las heces sean de un color mucho más oscuras. Si los padres observan como las heces tienen algo de sangre o de mucosidad es aconsejable acudir al pediatra.

Frecuencia de las heces

La frecuencia va a variar según el tipo de bebé. Hay algunos que hacen las heces justo después de la toma, mientras que otros hacen caca únicamente una vez al día. En el caso de que al bebé le cueste mucho el hacer deposiciones, es importante saber si ello se debe a que no se nutre como realmente debería. En muchas ocasiones, la alimentación es la gran responsable de que no haga caca como debería.

Suele ocurrir que los bebés que toman leche materna, al cabo de los dos meses bajen el ritmo de deposiciones y solo hagan caca un par de veces a la semana. Ello es algo normal ya que este tipo de leche suele generar pocos desechos. La clave para saber si se trata de estreñimiento es que las heces sean muy duras y la frecuencia de las mismas sea demasiado baja.

Leche de fórmula

Si el bebé toma leche de fórmula, las deposiciones son mucho más constantes que en el caso de los bebés que optan por la leche materna. Lo normal es que hagan caca al menos una vez al día y no tengan problema de estreñimiento ni de diarrea. En el caso de que el pequeño tenga problemas con las heces, es aconsejable el optar por algún tipo de leche que ayude a mejorar la digestión del bebé. En el mercado puedes encontrar gran variedad de leches con propiedades que evitan el cólico o y el estreñimiento.

En definitiva, las heces de los bebés pueden ayudar a los padres a saber si existe algún tipo de problema de salud. No es lo mismo una deposición dura que otra que sea demasiado blanda. La consistencia de las mismas puede indicar que existe algún tipo de problema de salud para el bebé. De la misma manera, el color de las heces también son indicativas de si todo marcha bien o el bebé sufre algún problema de tipo digestivo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.