Tolerancia cero para las palabras de odio entre hermanos

En muchas ocasiones en casa puede que escuches a tus hijos decir palabras de odio que puedan lastimar a otras personas. Las palabras de odio pueden hacer más daño incluso que el daño físico. Nunca permitas que tus hijos adquieran el hábito de insultarse o molestarse con palabras, ya que las palabras de odio pueden hacer una herida emocional profunda y difícil de curar.

Debería ser una regla en el hogar que no necesita ni advertencia para seguirla, pero en el caso que tus hijos utilicen palabras de odio, entonces ha llegado el momento de dejar claro que en vuestro hogar hay tolerancia cero con las palabras de odio. Si un padre escucha un lenguaje que es odioso o destruye a otro en la familia, hay una consecuencia inmediata. Aprenderán rápidamente que las palabras malas no son toleradas en el hogar.

Es necesario empezar a tener esto en cuenta desde que son los hijos bien pequeños y también es primordial ser un buen ejemplo como padres, tener un diálogo respetable hacia los demás. Es necesario empezar a edades tempranas porque a medida que los hijos crecen puede ser más complicado hacerlo ya que son más inteligentes, astutos y las malas palabras las tienen muy interiorizadas… aunque tampoco es imposible.

Enseña a tus hijos a hablar entre ellos con palabras positivas y agradables. Si tienen la costumbre de decir cosas malas, revuélvelas. Haz que la hora de la cena sea una oportunidad para que todos rodeen la mesa y digan un cumplido acerca de la persona de su izquierda y luego a la persona a su derecha. Ayuda a crear corazones y mentes más amables cuando las palabras positivas se expresan en voz alta entre sí.

Si no quieres que sea hablado puedes hacerlo con una cajita de las buenas palabras donde todos escribirán las cosas buenas de los demás. Puedes hacerlo una vez por semana para que no se convierta en una actividad demasiado mecánica y sí más salida del corazón. Creará un efecto duradero en su corazón para escuchar palabras positivas de sus hermanos.


Categorías

Aprendizaje, Desarrollo

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.