Trastornos de la conducta alimentaria, ¿afectan a los niños pequeños?

Los trastornos de la conducta alimentaria, en los primeros años de la infancia son más frecuentes de lo que parece. Hay niños que comen excesivamente despacio, se distraen con cualquier cosa y no terminan el plato, otros que sólo comen si miran la tele, el móvil o la tablet, los que se levantan continuamente, y los que simplemente se niegan a probar nuevos alimentos, comiendo siempre lo mismo.

Todos los expertos coindicen en decirnos que los primeros años de vida de un niño o una niña son la etapa decisiva para establecer unas buenas pautas de conducta alimentaria. Si tu hijo o hija no come bien, puede haber una sintomatología detrás que no debes pasar por alto. Te contamos cuáles suelen ser los trastornos alimentarios más comunes en niños pequeños.

Trastornos en niños pequeños, antes de los 6 años

Se ha definido el trastorno de alimentación en la edad pediátrica, como la existencia de una ingesta oral alterada, no apropiada para la edad, asociada a problemas médicos, nutricionales, de habilidades de la alimentación y/o disfunción psicosocial. Suelen aparecer como un problema aislado, influido por cuestiones genéticas, ambientales, conductuales y emocionales, o bien como un trastorno concomitante a una enfermedad orgánica subyacente, o anomalía estructural.

Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) que les suele suceder a niños antes de los 6 años, son diferentes a los que se desarrollar en otras edades. En la etapa de menos de 6 años, a menudo tienen relación con la interacción con su madre, la familia, el entorno o los cuidadores del niño. 

En general los TCA del niño pequeño aparecen entre los 0 y 6 años, y son más frecuentes por debajo de los 3 años. Son muy delicadas e importantes las etapas de transición, tanto de la lactancia materna o biberón a la cuchara, como de la comida triturada a la sólida.

Algunos trastornos de la conducta alimentaria que son comunes

No obligar a comer a los niños

La obesidad cada vez es más frecuente en niños menores de 5 años tiene que ver con el sedentarismo, y con el tipo de alimentación del niño. Un tipo de alimentación que el niño no decide por sí mismo, por tanto se relaciona con los malos hábitos adquiridos, demasiado azúcar, mucha grasa, mucha sal.

Uno de los trastornos comunes es la PICA, esto es la ingesta de sustancias no consideradas alimentos, como lápices, tiza, jabón plastilina, insectos. Esta conducta es inapropiada a partir de los 18-24 meses, en edades más tempranas es habitual como modo de exploración del mundo. Este trastorno de la conducta alimentaria se asocia con enfermedades del espectro autista, el TOC o el trastorno evitación/ restricción.

En los primeros años de vida sí se pueden sentar las bases para una anorexia y bulimia nerviosa, aunque no sean trastornos propios de esta edad. Estos trastornos pueden venir provocados por la constante exposición del niño a la publicidad, que influye en su percepción del entorno y de su propio cuerpo.

El niño o niña que no come nada nuevo

nene come pescado

Otra cuestión es cuando el niño solo come una determinada cifra de alimentos, y se niega a probar nada más. Normalmente, suele ser un problema leve, que se resuelve con exposiciones repetidas al alimento rechazado, pero también puede llevar, si los padres son consentidores, a que el niño no tenga una dieta adecuada.

Son niños altamente selectivos en la ingesta aquellos que es su dieta tienen únicamente de 10 a 15 alimentos. Esto puede venir por una aversión alimentaria sensorial, rechazan los alimentos en función de su color, textura, olor, temperatura o apariencia. El ejemplo más común son los problemas de alimentación del autismo que requieren una terapia conductual más profunda.

Como conclusión podemos afirmar que si un niño tiene problemas en su comportamiento para alimentarse, hay que ir al pediatra, para que descarte si hay algo orgánico de base. Si no es así debemos seguir las recomendaciones del profesional para corregir la conducta del niño o la niña. Lo imparte es que seamos conscientes que una intervención a tiempo, ahorrará muchos problemas futuros.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.