¿Cuál es el tratamiento para la infertilidad inmunológica?

Es fundamental que el tratamiento para la infertilidad inmunológica esté controlado por un especialista, o un equipo especialista en inmunología reproductiva. Cada mujer es un caso excepcional, porque hay distintas alteraciones del sistema inmunológico, y muchas de ellas, pueden afectar a la fertilidad masculina, femenina, o a la de ambos. Lo cierto es que este tipo de infertilidad es más común en mujeres que en hombres.

Para darte algunas de las posibilidades sobre los tratamientos que existen, escribimos este artículo. Pero recuerda la premisa fundamental: el tratamiento debe estar pautado y son los especialistas quienes te recomendarán el mejor en tu caso.

¿Qué es la infertilidad inmunológica? Tipos

Algunos trastornos del sistema inmunológico y ciertas enfermedades autoinmunes pueden ser causar infertilidad. Más o menos el 20% de los casos de infertilidad de origen desconocido se deben a algún tipo de trastorno inmunitario.

La infertilidad inmunológica se manifiesta de diferentes formas: puede destruir los propios gametos, impedir la implantación del embrión o provocar abortos espontáneos de manera repetitiva. La forma más común de infertilidad inmunológica es la creación de anticuerpos antiespermatozoides, pero también podemos encontrar diagnósticos de síndrome antifosfolípido, trombofilias hereditarias, o infertilidad aloinmune, ser celiaca…

Lo que ocurre, explicado en palabras sencillas es que el embrión, tiene un sistema inmune diferente al de la madre, ya que también está formado por genes del padre. Estos genes son desconocidos por el sistema inmune de la madre, que puede atacarlo y acabar con él. Para que el embarazo llegue a buen término, el sistema inmunológico de la madre tiene que desarrollar un mecanismo de tolerancia para no atacar al embrión, esto se hace a través del antígeno HLA G que suprime las células del sistema inmunitario, en el útero y permite el desarrollo del bebé.

Algunos tratamientos para la infertilidad inmunológica

como sobrevivir la pareja a los problemas de infertilidad

Si llevas tiempo intentando quedarte embarazada, o estás teniendo una serie de abortos espontáneos, lo más común es que el médico te someta a una serie de pruebas. Si el diagnóstico es infertilidad inmunológica, dependiendo del tipo será más recomendable un tratamiento que otro. Sea como sea, la paciencia y la actitud positiva, ante esta situación difícil van a ser tus mejores aliadas.

Si os han diagnosticado que producís anticuerpos antiespermatozoides, en función de su localización y de su gravedad, os recomendarán la inseminación artificial o la fecundación in vitro, con esta última técnica el espermatozoide se introduce directamente en el óvulo y se elimina toda posibilidad de interacción con los anticuerpos.

Si se diagnostican trombofilias hereditarias, las alteraciones genéticas no tienen porqué tener ninguna repercusión grave en la salud de las mujeres, pero es posible que durante el embarazo, los coágulos que se forman en la sangre lleguen a la placenta y bloqueen el desarrollo del feto. Para que un embarazo sea evolutivo las mujeres suelen seguir un tratamiento con ácido acetilsalicílico, lo que son las aspirinas, y heparina en toda la gestación.

Tratamiento por un número elevado de células Natural Killer

post aborto

Cuando el sistema inmunológico de la mujer no reconoce al embrión como propio, en las mujeres se encuentran un número elevado de células killer, (NK). Estas son un tipo de linfocitos capaces de destruir los organismos que no reconoce como parte de su cuerpo. Por eso es tan importante ponerse en manos de un inmunólogo reproductivo que tienen la formación y habilidades para determinar si existe una respuesta inmunológica que provoca que el embarazo no se lleva a buen término.

Si este es tu caso, debemos comentarte que los posibles tratamientos están en vías de investigación. Pero la ciencia avanza más rápido de lo que crees. Y ya hay algunos avances importantes.

Dentro de las opciones que plantean los especialistas está el uso de corticoides. Este sería el tratamiento más extendido por su papel inmunomodulador y un perfil con menos riesgos asociados que el resto de tratamientos. Pero recuerda, cada mujer y cada caso es único.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.