Tratamientos contra la infertilidad y métodos de inseminación

infertilidad inseminacion fertilidad
Curiosamente hoy que se celebra el día mundial de la fertilidad te queremos hablar de la infertilidad. Quedarse embaraza no es fácil para todas las mujeres. Se considera que si después de 12 meses de relaciones sexuales, sin usar ningún método antconceptivo, no te has quedado embarazada es mejor que vayas al médico. No obstante la infertilidad afecta tanto a las mujeres como a los hombres.

Puede ser que sí te quedes embarazada, pero el embarazo no llegue a término por abortos espontáneos. Y también puede ocurrir que con la misma pareja ya hayas tenido un niño, pero no podáis gestar otro.

Tratamientos contra la infertilidad

Como te decíamos hay distintos tipos de infertilidad, alguna de ella ni siquiera la ciencia sabe la causa. Sí hay factores, como la edad de los padres, tanto la madre como el padre que influye a la hora de concebir.

Otros factores son las enfermedades renales, diabetes mellitus, problemas de tiroides, quistes en los ovarios, óvulos de mala calidad, bajo rendimiento del semen…y en función de cuál sea la causa el equipo médico pondrá en tratamiento a la pareja o a uno de los miembros.

Las recomendaciones primera que os harán será mantener un estilo de vida saludable que incluya ejercicio regular moderado, una dieta saludable y equilibrada y evitar las enfermedades de trasmisión sexual. También es fundamental mantener una actitud positiva y abierta e intentar seguir su vida con normalidad. Aunque la causa de la infertilidad es física lo psíquico, el estrés, la presión influyen negativamente a la hora de quedarse embarazada.

Métodos de inseminación

inseminación artificial infertilidad

Si habéis decidido la inseminación artificial los métodos más comunes en España son:

  • Fecundación in vitro: consiste en la unión del óvulo y del espermatozoide en el laboratorio. Hay un proceso de estimulación ovárica previa que suele durar entre nueve y once días. Este proceso de fertilización se puede hacer mediante la fertilización in vitro clásica o mediante una inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI).
  • Inseminación: consiste en depositar dentro del útero una muestra de semen en las mejores condiciones durante la ovulación. La muestra puede ser o de la pareja o de un donante. Hay un proceso de estimulación ovárica también y la operacón no dura más de 20 minutos.
  • Ovodonación: Donación de óvulos. Se asemeja a la fecundación in vitro, pero en vez de utilizar los ovocitos de la paciente, se usan los de una donante anónima. El esperma puede ser o no de la pareja de la mujer. La ley limita esta intervención a pacientes menores de 50 años. 
  • Vitrificación: técnica que consiste en conservar los óvulos maduros de una mujer, en general cuando es joven, para utilizarlos años después.

El coste de estos tratamientos puede ser un impedimento para algunas parejas. Además, si se tiene que realizar la inseminación con la donación de espermatozoides y/o óvulos, puede llegar a causar desavenencias. Por tanto nunca es una decisión fácil, y hay parejas que abandonan tras varios intentos.

Algunas cuestiones sobre la infertilidad o la fertilidad

Chocolate en el embarazo, ¿es buena opción?

Antes de acabar queremos contrate algunos datos sobre la infertilidad que pueden ayudarte a relajarte, si te está preocupando el tema. Alrededor del 15% de los hombres y las mujeres que quieren engendrar y aumentar la familia pueden tener un problema de fertilidad. Sólo hay entre un 17-25 por ciento de posibilidades de quedarse embarazada tras mantener una relación sexual en el momento de la ovulación de la mujer. Por tanto si lo piensas es más fácil no quedarse que quedarse.

El mayor porcentaje de éxito de embarazo es de un 35 % y se da entre los 23 y los 25 años. Además sólo hay posibilidades de embarazo durante tres días al mes. Sin embargo los especialistas no recomiendan programar las relaciones, ya que se debe evitar que el sexo sea algo rutinario y que pueda resultar una obligación para la pareja.

Y ¡ojo! el 40% de los casos de infertilidad tienen origen en el hombre. La edad de él también afecta, porque a mayor edad menor es la calidad seminal. No sólo será más difícil la fecundación, sino que también se incrementa el riesgo de tener descendencia con patologías genéticas.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.