Tratar los parásitos

higiene prevencion parasitos

Los parásitos, es una afección muy común en los niños, por ello, hemos de tener precaución y mantener la máxima higiene con tu bebé. La desinfección es algo básico, juguetes, ropa de cama, muebles…aun así nunca se está libre de padecerse, pues los parásitos también entran con la ingesta de la comida, incluso con el polvo del ambiente, de esta forma, se instalan en el organismo. Tengamos en cuenta que un parásito, es un organismo que vive de otro instalándose en él y esto es lo que ocurre con ellos y nuestros niños.

Algunos llegan a medir hasta 20 cm de longitud, instalándose en el intestino, incluso depositando 200.000 huevos al día (áscaris), otros ponen sus huevos alrededor del ano, extendiéndose por la ropa, manos y todo aquello que logran alcanzar con su contagio (oxiuros).

Si tu niño sufre esta afección, no será nada extraño, pues estos son abundantes en guarderías. Lo primero que debes observar son los síntomas del niño. Dolor de cabeza, estómago, falta de apetito, vómitos… todo esto necesitará de exámenes y pruebas para determinar qué clase de parásito está invadiendo el organismo del niño. Cada tipo tiene un tratamiento específico, no todos se pueden tratar igual ni con los mismos medicamentos.

Cuando el problema es detectado, en dos semanas de tratamiento, todo desaparece si se siguen las medidas oportunas e instrucciones debidas. Hay que tener en cuenta que los tratamientos matan los parásitos, pero no los huevos, por ello, se han de repetir al cabo de unas semanas todos los pasos.

Mas información – ¿Cómo prevenir los parásitos en el niño?

Fuente  – Web del bebé


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *