Trucos para aprender en familia a evitar el desperdicio de alimentos

Reducir el desperdicio de alimentos

Cada día de desperdician toneladas ingentes de alimentos, en cada casa, en cada familia, se desperdicia comida que supone un importante gasto económico, una pérdida terrible de alimentos que otras personas no tienen y además, un daño difícil de reparar para el planeta. Por ello, cada 29 de septiembre se celebra el Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos.

El objetivo es claro, se trata sencillamente de concienciar sobre las consecuencias del desperdicio de alimentos. Ya que, disminuir la cantidad de alimentos que se pierden, puede ayudar a reducir la pobreza y el hambre. Sin olvidar el importante impacto sobre el cambio climático, ya que se estima que alrededor del 7% de gases que producen el efecto invernadero, proceden del desperdicio de alimentos.

Evitar esta pérdida de alimentos es una responsabilidad de todos, no solo de las grandes exportaciones y empresas alimentarias. Cada día, en casa se tiran alimentos a la basura, en muchas ocasiones de forma descontrolada. Pero evitarlo es posible, aplicando algunos consejos en familia y aprendiendo a consumir de forma responsable, se puede reducir enormemente el gasto alimentario y evitar el desperdicio de alimentos.

Trucos para evitar el desperdicio de alimentos

Todos esos alimentos y restos de comida que se tiran cada día, también suponen un importante gasto económico para las familias. Es decir, controlar cada alimento es una cuestión de ética, porque no es justo que muchas personas mueran de hambre mientras que en otras partes del mundo se tiran alimentos cada día. Pero también es una cuestión de responsabilidad, y lo más importante, de educar a los niños en el consumo responsable.

Poner en práctica los siguientes consejos, te ayudará a reducir la cantidad de alimentos que se desperdician en casa. Toma nota y no olvides involucrar a los niños en el proceso. Aprenderán de una forma divertida a evitar el desperdicio de alimentos, ayudando en casa y aprendiendo a realizar actividades que les aportarán autonomía.

Planificar las comidas y hacer lista de la compra

Esta es la mejor manera de comprar y cocinar solo aquello que realmente se va a consumir. Dedica un día a la semana a planificar las comidas de la semana siguiente. Anota todo, incluidos los aperitivos, meriendas, desayunos y cualquier otro alimento que se suela consumir entre comidas. Realiza una lista de compra, revisando bien la despensa para no comprar productos que no son necesarios. Así evitarás que la comida se estropee o se caduque antes de poder consumirla.

Cocina para varios días

Muchas personas tiran comida porque no se acostumbran a cocinar en pequeñas cantidades. Si es tu caso, aprovéchalo para tener comida para varios días. En lugar de poner un poquito más, añade lo necesario para tener raciones extra. Después, solo tendrás que congelar en recipientes individuales y así tendrás comida de reserva para algún día que no puedas cocinar.

Sirve la comida justa en los platos para evitar el desperdicio de alimentos

Si llenas los platos de comida, lo que no se consuma tiene que acabar en la basura. Procura servir menos cantidad en cada plato, con la opción de que cada uno pueda repetir si se queda con hambre. De esta forma, la comida que queda en la cazuela si no se ha tocado se puede conservar y congelar para otra ocasión. Además, así podrás comprobar realmente qué cantidad de comida toma cada miembro de la familia, y aprenderás a cocinar menos cantidad con lo que reducirás el desperdicio de alimentos.

Compra productos frescos varios días a la semana

Hacer una compra grande para varios días es práctico y más económico, sin embargo, puede dar lugar a comprar exceso de alimentos que no se puedan llegar a consumir. Esto ocurre con los alimentos frescos, como las verduras o las frutas. En lugar de comprar mucha cantidad y arriesgarte a que se estropee, procura comprar la cantidad justa para 3 o 4 días máximo.

Seguro que en tu barrio tienes comercios familiares en donde puedes encontrar estos productos fácilmente. De esta forma podrás consumir frutas y verduras siempre frescas, recién recolectadas y mucho más sabrosas. Además, estarás colaborando con el comercio local, algo muy importante en estos tiempos. No olvides pedir ayuda a tus hijos a la hora de planificar las comidas, al hacer la lista de la compra o al cocinar, ya que así, serán más conscientes de la importancia de controlar el consumo de alimentos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.