Trucos para cuidar el pecho antes y después del parto

El cuerpo de la mujer sufre una serie de cambios tanto físicos, como emocionales durante el embarazo. Aunque sea imposible evitar que todos esos cambios se sucedan, es posible minimizar las posibles consecuencias a largo plazo. Una de las partes del cuerpo femenino que más sufre con los cambios hormonales y con el embarazo, es el pecho. La glándula mamaria está sujeta únicamente por piel, por lo que se ve muy afectado por el brusco aumento de talla.

El aumento de pecho, es uno de los primeros cambios que notarás a las pocas semanas de saber que estás embarazada. Las venas comenzarán a hacerse más visibles y los pezones se volverán más oscuros, más grandes y generalmente, más sensibles. Aunque a medida que avance tu embarazo las molestias serán más leves, lo normal es que al dar a luz, tengas dos tallas más de sujetador.

Las consecuencias del aumento de talla tan brusco a largo plazo son variadas, las más temidas son las estrías y la flacidez. Pero si trabajas en tu cuerpo y sigues una buena rutina de cuidados, puedes minimizar los efectos del embarazo, tanto en tu pecho como en el resto del cuerpo. Una buena alimentación, actividad física adecuada y la ayuda de los cosméticos apropiados, serán clave para cuidar tu pecho antes y después del parto.

Trabaja los músculos pectorales

Realizar ejercicios específicos para mejorar la musculatura pectoral, será fundamental para que esta no se vea afectada por el embarazo y la lactancia. Uno de los ejercicios más completos y que puedes practicar estando embarazada y después del parto, es la natación. Nadar es un ejercicio de bajo impacto, en el que se trabajan todos los grandes grupos de músculos del cuerpo.

Además, puedes realizar ejercicios sencillos en casa para mejorar la elasticidad y el tono muscular del pecho. Puedes hacerlo en casa y solo te llevará unos minutos al día. El ejercicio es el siguiente, sentada con la espalda bien recta levanta los brazos a la altura del pecho. Coge una pelota de plástico de tamaño medio y coloca las manos a los lados de la pelota.

Aprieta la pelota 10 veces, descansa unos segundos y vuelve a repetir el ejercicio. Es importante que seas constante y realices este ejercicio durante mínimo 4 veces por semana.

Hidratación y cosméticos específicos

Es fundamental que mantengas tu piel bien hidratada, así evitarás que se rompan las fibras y tu piel pierda elasticidad. Además, puedes usar cosméticos específicos para el pecho, ya que es una de las zonas más delicadas de la fisionomía femenina. Pero es muy importante que elijas un producto adecuado para embarazadas, ya que muchos de los cosméticos contienen ingredientes que no se recomiendan durante el embarazo.

En cuanto a los productos naturales, puedes utilizar un aceite de almendras dulces o rosa mosqueta. Ambos contienen propiedades altamente recomendables para el cuidado de la piel. La hidratación te ayudará a evitar la aparición de las molestas estrías.

Ropa interior adecuada

Pronto notarás que tus sujetadores dejan de valerte, por lo que tendrás que adquirir algunas prendas nuevas. Aprovecha las compras para elegir sujetadores de lactancia si vas a dar el pecho, ya que pronto los necesitarás y así evitarás tener que comprar el doble de prendas. El sujetador debe ser cómodo, de fibras naturales para que no se irrite la piel, con tirantes anchos para que tengan buena sujeción y sobre todo, sin aros.

Llevar un buen sujetador te ayudará a mantener la firmeza del pecho, por lo que es muy importante que elijas prendas de calidad y sobre todo, de la talla adecuada. Hoy en día es posible encontrar prendas para embarazadas cómodas, modernas y a buen precio. Algo que hace algunos años era prácticamente imposible, por lo que no debes temer hacer compras de ropa premamá.

No obstante, aunque no debes dejar de sentirte atractiva y femenina, en este periodo cambiarán algunas cosas como tu físico y por ello, tu ropa. Disfruta de esta etapa, de tu nuevo cuerpo que está cambiando para que tu hijo se desarrolle sano y fuerte.


Sé el primero en comentar