Trucos para enseñar a los niños a comer solos

Niños aprendiendo a comer solos

El aprendizaje de los niños, no se basa únicamente en adquirir conocimientos o memorizar conceptos y cultura general. Los niños tienen que aprender y adquirir habilidades como caminar, correr, saltar, masticar los alimentos en diferentes texturas, entre otras muchas lecciones. Todas estas actividades que se realizan a diario de forma automática, no son innatas.

Por lo que es necesario aprender y trabajar en la infancia todo aquello que nos convierte en personas autosuficientes, autónomas e independientes. Una de las habilidades que los niños tienen que trabajar en su más tierna infancia, es la de aprender a comer ellos solos. Especificando un poco más, en concreto deben aprender a utilizar los utensilios con los que comer, ya que la mayoría de los pequeños comienza comiendo con las manos y eso, ya se puede decir que es comer solos.

¿A que edad deben aprender a comer solos los niños?

Cada niño es diferente y todas estas habilidades están asociadas directamente al nivel de madurez del niño. Por lo que es muy importante no comparar, ni pensar que tu hijo está más atrasado que otros porque no haya adquirido las mismas habilidades. Es fundamental respetar los tiempos de cada niño, y para ello, tendrás que armarte de paciencia y aceptar que este, como otros procesos, será con seguridad lento.

Es posible que tu hijo muestre interés por los utensilios, seguramente te imitará y se llevará un vaso a la boca o querrá utilizar el tenedor él solo. Cuando llegue este momento, debes permitir que lo haga aunque se pueda manchar, así irá adquiriendo autonomía poco a poco.

No obstante, no es necesario esperar a que tu hijo muestre interés por comer solo. Puedes comenzar con unos sencillos pasos.

El primer paso: conocer los utensilios y jugar con ellos

Aprender a usar la cuchara

Lo normal es que los niños más pequeños vean los cubiertos y quieran jugar con ellos, morderlos o golpear la mesa. Este paso es completamente normal, sobre todo en niños menores de 2 años. Entre los 2 y los 3 años, es cuando van comenzando a tener la coordinación necesaria para llevarse la cuchara a la boca con un sentido lógico.

Es importante que le permitas jugar con las herramientas y que además, le enseñes el nombre de cada utensilio. Así también trabajarás la comprensión y la habilidad del lenguaje.

El segundo paso: aprender a utilizar la cuchara

Primero debes enseñarle a utilizar la cuchara, procura que sea pequeña y de un material poco pesado. Para comenzar, puedes ofrecerle un alimento consistente como un yogur, para que pueda cogerlo con facilidad y sea más fácil que llegue el producto a la boca.

Después, aprenderán a utilizar el tenedor

El tenedor supone algo más de dificultad, ya que tienen que emplear la fuerza para que el alimento se pinche en el utensilio. Por ello, es preferible comenzar con la cuchara y dejar el tenedor para cuando el primer paso esté más trabajado. También es importante enseñar al niño a diferenciar qué alimentos se toman con cuchara y cuáles se toman con tenedor.

Aprender a usar el vaso

Aprender a usar el vaso

Pasar del biberón al vaso no es tarea fácil, por ello, puedes emplear vasos especiales para bebés, de los que llevan tapadera y una boquilla por donde beber. Así el niño podrá aprender a coger el vaso, irá adquiriendo fuerza mientras se acostumbra al vaso y el tránsito al vaso tradicional será más sencillo. No obstante, es más que probable que tu hijo coja un vaso de la mesa y se lo lleve a la boca.

Esto es algo muy normal ya que la imitación es su principal fuente de aprendizaje. Puedes colocar vasos de plástico en la mesa con agua, así si se le cae el vaso o se vuelca el contenido, no tendrá peligro de hacerse daño ni se hará daño.

En la comida, cero distracciones

Es muy importante que los niños se acostumbren a comer sin distracciones, por lo que no debe haber ni televisión, ni elementos electrónicos que puedan despistar al pequeño de su tarea. De esta forma, el niño se centrará en lo que está haciendo y tendrá mayor capacidad de concentración.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.