Trucos y consejos para curar la cicatriz de la cesárea

Muchas son las mujeres que se tienen que someter a una cesárea, ya sea programada o de urgencia y por los diversos motivos médicos que pueden surgir. A pesar de que hoy en día la incisión se realiza por debajo de la línea del bikini y es más fácil de disimular, lo cierto es que es importante seguir unos cuidados para que la recuperación sea rápida y que la cicatriz quede con el mejor aspecto posible.

Generalmente, la cicatriz externa suele curar en el plazo de unos 10 días, que es cuando suelen retirar los puntos o las grapas, según la técnica que el cirujano elija. Pero la cicatriz interna necesita más tiempo para recuperarse completamente y para ello, es importante tener ciertos cuidados. Además, con los cuidados oportunos puedes lograr que el aspecto externo sea mucho más cuidado y bonito.

La hidratación durante el embarazo

Cuidar la piel durante el embarazo es fundamental para evitar daños como estrías y otros problemas de elasticidad. Tanto si tienes que pasar por una cesárea como si no, los cuidados previos de la piel serán determinantes a la hora de la recuperación tras el parto.

Es muy importante que hidrates la piel de forma externa, con productos específicos para embarazadas ya que la mayoría de cosméticos tiene en sus ingredientes sustancias no recomendables en el embarazo. En el artículo de este enlace te hablamos a fondo sobre este tema.

Pero no debes olvidar hidratar tu cuerpo desde el interior y esto lo consigues con una buena alimentación y tomando el agua necesaria. Bebe al menos 8 vasos de agua al día, también puedes tomar infusiones como las recomendadas en este artículo.

Cómo curar la cicatriz de la cesárea

En el hospital recibirás cuidados constantes y la herida de la cesárea estará bien vigilada, pero cuando llegues a casa con tu bebé recién nacido, no debes olvidar ocuparte de tu recuperación ya que es muy importante. Estos son algunos consejos que puedes seguir, sin olvidar las recomendaciones explícitas de tu médico.

Vigila la evolución de la cicatriz cada día

A pesar de que estarás muy ocupada y a penas tendrás tiempo para ti misma, es importante que vigiles la evolución o los posibles cambios de tu cicatriz. Si observas que la herida se engrosa, te pica o te duele, acude al médico para que puedan valorar la situación. También debes estar atenta si aparece sangrado, si se abre la herida o si observas que esta se está infectando.

La higiene diaria

Para que la herida cicatrice correctamente, es muy importante seguir unos buenos hábitos de higiene diaria. Limpia la cicatriz con agua templada y un jabón neutro. Después, seca la herida por completo utilizando una toalla y aplicando toques suaves.

Procura dejar la herida al aire libre durante unos minutos antes de vestirte. Una vez que la piel esté completamente seca, puedes aplicar un antiséptico para evitar que la cicatriz se infecte. Coloca una gasa limpia para evitar que la cicatriz roce con la ropa y pueda infectarse.

Evita dañar la piel con un extra de hidratación

Como ocurre con cualquier herida, a medida que esta se va secando puede picar y puedes sentirte tentada a rascarte. ¡No lo hagas!, esto puede dañar seriamente tu piel y es lo último que se espera tras una cesárea. Cuando notes que la piel está tirante o te pica, aplica cremas hidratantes muy untuosas. Es muy importante que la piel recupere su elasticidad y para ello es básico que hidrates tu cuerpo a conciencia.

Cuidado con los esfuerzos

También debes tener precaución con los movimientos bruscos y evitar realizar demasiado esfuerzo. Durante unos días, es fundamental que cuides tu cuerpo con mimo. Evita sobre todo realizar movimientos en la zona afectada, como doblar la cintura para coger algo, cargar con bolsas o este tipo de movimientos.

Acude a tu médico y no olvides las revisiones

Tu médico te citará unos 10 o 12 días después de la cesárea para retirar los puntos y comprobar el estado de la cicatriz. No obstante, si los días previos notas que algo no está bien, no dudes en acudir de forma urgente para que analicen la situación.


Sé el primero en comentar